La Verdad

Unas obras dejan sin agua de la desalinizadora a los riegos

  • El suministro de la planta Águilas-Guadalentí estará inoperativo hasta el próximo lunes debido a los trabajos para sustituir una línea eléctrica

El suministro de agua de la planta desalinizadora Águilas-Guadalentín al regadío lorquino está suspendido desde anteayer y hasta el próximo lunes por trabajos de sustitución de la línea eléctrica provisional por la definitiva.

La comunidad de regantes informa de esta incidencia en su web y cita fuentes de la sociedad estatal Aguas de las Cuencas Mediterráneas para explicar los motivos de la interrupción del suministro, que se prolongará durante una semana, pues quedará restablecido el lunes.

Los regantes dispondrán de 1,8 millones de metros cúbicos de agua procedente de esta planta entre octubre y diciembre como parte de los recursos adicionales que ha comprado la comunidad de regantes, entre los que se encuentra una cantidad similar de la desalinizadora de Torrevieja (Alicante) y dos millones de metros cúbicos de aguas subterráneas.

Tras el trasvase autorizado el pasado 5 de octubre por el Gobierno central de 20 hectómetros cúbicos al mes para el trimestre octubre-diciembre, a la comunidad de regantes le corresponden 800.000 metros cúbicos mensuales de ese desembalse. Por ese motivo, y salvo otras aportaciones, ha podido asignar en cupo un máximo de un hectómetro cúbico al mes o el equivalente a 80 metros cúbicos por hectárea y mes.

Temas