López Miras, presidente por unanimidad

Fernando López Miras recibe los aplausos de los miembros de la Junta Directiva tras su intervención. Detrás, María Dolores de Cospedal. / Nacho García / AGM

La Junta Directiva del PP ratifica al nuevo líder del partido por aclamación, sin recurrir al voto en urna. María Dolores de Cospedal transmitió el aval de Génova a una operación con la que se intenta pasar página tras la dimisión de Pedro Antonio Sánchez

Javier Pérez Parra
JAVIER PÉREZ PARRAMurcia

Fernando López Miras tiene ya todo el poder en sus manos. Tras su ascenso al palacio de San Esteban hace apenas seis meses como solución de urgencia por la caída de Pedro Antonio Sánchez, ayer se hizo con el liderazgo del PP y se convirtió de facto en el candidato para las elecciones autonómicas de 2019. La Junta Directiva del PP, formada por 200 cargos y dirigentes, nombró a López Miras presidente del partido por aclamación, sin recurrir al voto secreto en urna. De esta manera se transmitió una imagen de unidad con la que se trata de pasar página tras la marcha de Pedro Antonio Sánchez, cercado por los casos 'Auditorio' y 'Púnica' y situado a un paso del banquillo.

La secretaria de Organización del PP, María Dolores de Cospedal, acudió a Murcia para transmitir el apoyo de Génova a esta operación y bendecir a López Miras como nuevo líder del partido en la Región. A dos días del desafío independentista en Cataluña, la ministra de Defensa evitó a los periodistas y no hizo declaraciones. A la cita no acudió Pedro Antonio Sánchez, quien se despidió de la política el miércoles, después de que 'La Verdad' adelantara en exclusiva que dejaba la presidencia del partido y el acta de diputado regional. Una decisión con la que se adelanta a la previsible apertura de juicio oral por los procedimientos en los que está imputado.

Tampoco estuvo presente Ramón Luis Valcárcel, quien, según fuentes del PP, mantuvo una conversación telefónica con María Dolores de Cospedal minutos antes del comienzo de la reunión.

Ni Valcárcel ni Sánchez acudieron ayer al cónclave popular, que reunió a unos 200 cargos orgánicos

No habrá cambios en el Gobierno. Los consejeros «solo llevan seis meses y los elegí por ser los mejores», subrayó el presidente

López Miras defendió la representatividad de los órganos de dirección, que lo han elegido por la vía exprés

La Junta Directiva se resolvió en menos de una hora sin debate interno. A su término, López Miras compareció ante los medios para agradecer el apoyo sin fisuras del partido. El nuevo presidente quiso subrayar la representatividad del órgano que lo ha puesto al frente del PP por la vía exprés, sin congreso ni consultas a la militancia. «Aquí han estado cargos públicos, senadores, diputados regionales y nacionales, concejales y representantes de todas las juntas locales», recalcó. «Estoy agradecido y valoro de forma muy positiva que me hayan transmitido por unanimidad su apoyo, su afecto y su confianza para liderar el proyecto del PP en los próximos años», sentenció.

López Miras confirmó su intención de ser candidato a la presidencia de la Comunidad Autónoma en las próximas elecciones, porque su proyecto no es para «el poco más de año y medio que queda de legislatura», sino que «es un proyecto de futuro, de ilusión y de renovar cosas, sólido y claro, que va mucho más allá de 2019».

El nombramiento de López Miras coincidió ayer con el anuncio del regreso del expresidente Alberto Garre, quien confirmó a 'La Verdad' su decisión de impulsar una nueva formación que competirá con el PP en 2019. Dos acontecimientos en un solo día que parten de la misma raíz: las convulsiones internas que ha vivido el partido desde la marcha de Ramón Luis Valcárcel. Preguntado sobre la posibilidad de que las nuevas opciones como la que representa Garre se hagan con parte del electorado de centro-derecha, López Miras advirtió de que «si observamos los estatutos de cada formación, las políticas, los hechos y las personas que los conforman», la conclusión es que «el PP es el único partido de centro-derecha en la Región».

«Somos el centro-derecha»

El nuevo presidente de los populares murcianos anunció que ha convocado para hoy a todos los presidentes de las juntas locales y alcaldes del PP. «Tendremos una primera toma de contacto y les daré ya las primeras directrices para trabajar en este primer mes», explicó. López Miras agradeció el apoyo de María Dolores de Cospedal. «Esta era una propuesta del PP de la Región y la dirección nacional no solo la ha respetado, sino que ha venido también a apoyarla, a avalarla y a darnos un mensaje de ánimo y de felicitación», señaló.

El PP empieza ahora una nueva etapa y habrá algunos cambios en la dirección, pero López Miras no aclaró ayer si hará una reestructuración amplia o solo cambiará algunos nombres. Lo que sí dejó claro es que esto no afectará al Gobierno regional. Los consejeros -recordó- apenas llevan seis meses en sus cargos. «Eran los mejores perfiles y las personas más capacitadas para llevar los designios de la que es la mejor tierra del mundo, y sigo pensando que son los mejores», remató.

Un ascenso meteórico

A sus 33 años, Fernando López Miras culmina una meteórica carrera en el Ejecutivo y el partido provocada por la caída de su antecesor, Pedro Antonio Sánchez. De número tres en la formación, como coordinador regional, a presidente de la Región y del PP. Ayer, todos sus consejeros y numerosos directores generales acudieron a arropar al nuevo líder. Cuando López Miras se convirtió en presidente regional, hace seis meses, el partido aún confiaba en que Pedro Antonio Sánchez se libraría de la investigación judicial por los casos 'Auditorio' y 'Púnica', y podría ser aclamado como candidato en 2019. De hecho, Sánchez fue designado presidente del PP cuando ya pendía sobre él la espada de Damocles de la imputación. El curso de los acontecimientos ha llevado sin embargo al expresidente a las puertas del juicio oral. Desde que se evidenció que no llegaría a tiempo de despejar la madeja judicial, en el partido se dio por hecho que el relevo de Sánchez sería inevitable.

Los acontecimientos se han precipitado esta semana. El expresidente anunció su dimisión en una entrevista en exclusiva el miércoles en 'La Verdad', lo que ha llevado a López Miras a tomar las riendas del partido aparentemente sin contestación interna. Al menos en los órganos de dirección, el relevo se hizo ayer con cierre de filas. Si hay descontentos, no se les oyó.

Maruja Pelegrín seguirá al frente de la secretaría general

El nuevo presidente del PP, Fernando López Miras, confirmó que habrá cambios en la dirección del partido, aunque no precisó hasta dónde llegará la reestructuración. Sí dejó claro que Maruja Pelegrín será ratificada como secretaria general, porque su elección fue «un acierto». «Por supuesto que cuento con ella como uno de mis máximos colaboradores y pilares en este proyecto de futuro», subrayó. López Miras aseguró que tiene «claros» los mimbres de su proyecto, y explicó que quiere cerrar los cambios y compartirlos con la secretaria general antes de hacerlos públicos. En todo caso, aclaró que los cambios en el Comité Ejecutivo y la Junta Directivo del PP regional «se harán pronto». Con su nombramiento como presidente del partido ha quedado vacante el puesto de número tres (coordinador regional), que hasta ahora ocupaba el propio López Miras. El nuevo líder de los populares dejó entrever que el cargo se mantendrá en el organigrama y que, además, ya tiene un candidato.

Fotos

Vídeos