López Miras pide que cesen los «actos vandálicos y las presiones» contra Aldesa

De la Serna y López Miras, este lunes, firmando el protocolo./CARM
De la Serna y López Miras, este lunes, firmando el protocolo. / CARM

El presidente de la Región pide que se deje hacer su trabajo a la empresa que está llevando a cabo el soterramiento de las vías del AVE a su paso por la ciudad de Murcia

EFEMadrid

El presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, pidió este lunes que cesen los "actos vandálicos y las presiones" para que la empresa que está llevando a cabo el soterramiento de las vías del AVE a su paso por la ciudad de Murcia pueda hacer su trabajo.

En declaraciones a los medios en la sede del Ministerio de Fomento, tras firmar con el ministro Íñigo de la Serna un protocolo que desbloquea la autovía RM-1 Zeneta-Santomera, López Miras se referió así a las movilizaciones convocadas por la Plataforma Pro Soterramiento contrarias a la construcción de un muro de 9 kilómetros, y explicó que se trata de una "mampara de metacrilato" que cumple una función de seguridad. "No creo que una mampara de metacrilato se pueda asemejar a un muro" dijo el presidente autonómico, que añadió que es una solución provisional.

En el mismo sentido, el ministro de Fomento corroboró que se trata de una mampara de seguridad "para evitar el ruido, para evitar que salte una piedra y pueda dar a una persona y para generar un nivel de protección". Añadió que se trata de una solución "provisional y transitoria hasta que se pueda habilitar la zona en la que se produce el soterramiento. Es algo inevitable". Por tanto, la mampara se retiraría en los dos años aproximados en los que tarda en hacerse el soterramiento, precisó.

Desde hace unas semanas, la Plataforma Pro Soterramiento ha intensificado las movilizaciones al objeto de que no se construya ese muro -de 9 kilómetros de longitud y 5 metros de alto y que han denominado "muro de la vergüenza"- por entender que aisla "aún más" dos zonas de la ciudad, dejando a 200.000 personas incomunicadas.

Sin embargo, el presidente murciano defendió el soterramiento que, a su juicio, "pondrá fin a una división de más de 150 años y a un aislamiento injusto de una parte de la ciudad con otra". Recordó que esta es una infraestructura que tiene la prioridad del Ministerio "no con palabras sino con hechos" y ha valorado el compromiso de Fomento con la obra.

Respecto al protocolo firmado, De la Serna valoró que se desbloquee un proyecto "enquistado" y que una autovía "que no llevaba a ninguna parte" esté recogida en los presupuestos del año que viene. Informó de que se comenzaría con una inversión de 11,3 millones de euros en 2018 y a lo largo de tres ejercicios hasta completar los 110 millones que conlleva la autovía y que forma parte de los compromisos del Ministerio de Fomento. De la Serna valoró que el Ministerio está cumpliendo todos los compromisos con la Región de Murcia y el soterramiento, dijo, comenzará el 15 de noviembre.

Por su parte, López Miras coincidió con el ministro en que el proyecto que hoy se desbloquea es "uno de los paradigmas de la falta de organización de las administraciones pasadas". Comentó que la autovía RM-1 Zeneta-Santomera termina "en un huerto de limoneros" por lo que lo que hasta hoy era un "despropósito" se convertirá en una infraestructura fundamental para la Región de Murcia.

Recordó que será una vía de acceso al Mar Menor, aliviará el tráfico de la A-7 y de la A-30 y formará parte del futuro eje Almansa-Yecla-San Javier. Por eso, dijo el presidente regional, es importante la firma del protocolo y que se materialice en los presupuestos de 2018.

López Miras también valoró que de la mano del ministro De la Serna también se han desbloqueado otros "hitos" como la variante de Camarillas, la autovía de Reguerón y el tramo de la A-30 Jumilla-Yecla que puso fin al aislamiento de una comarca importante como es el Altiplano.

Fotos

Vídeos