López Miras obligará a los afiliados y altos cargos a firmar un código ético

López Miras, rodeado ayer por cargos del partido, en la sede regional del Partido Popular./PP
López Miras, rodeado ayer por cargos del partido, en la sede regional del Partido Popular. / PP

El presidente lo presentará el domingo en el congreso del partido, y habilitará un buzón para denunciar los malos comportamientos

Manuel Buitrago
MANUEL BUITRAGO

El presidente Fernando López Miras está ultimando la aplicación de un código ético que estarán obligados a firmar todos los cargos orgánicos, públicos, representantes electos y afiliados del Partido Popular. Presentará esta iniciativa en el congreso extraordinario del domingo, que ratificará su reelección como presidente del partido, y que contará con la asistencia de Mariano Rajoy. López Miras subrayó que este código ético, con el que pretende abrir una etapa de regeneración y mayor transparencia, será de «obligado cumplimiento». Propone que su partido se someta al examen de asociaciones, colectivos profesionales y sindicatos.

«Quiero que el PP de la Región de Murcia sea un partido ejemplar en su comportamiento y sus conductas, abierto y transparente, que nos ayude a tomar las mejores decisiones, contando con todos los afiliados y la sociedad», señaló a 'La Verdad'. Advirtió, asimismo, de que «todos nos vamos a tener que comprometer con estos valores», por lo que su puesta en práctica puede acarrear decisiones en coherencia con dicho código. Habrá que esperar, no obstante, para ver cómo se materializa y qué consecuencias tiene.

Consejo asesor y auditorías

Para difundir los compromisos y prácticas incluidas en dicho código, el PP formará a todos y cada uno de los afiliados, cargos públicos y cargos orgánicos en materia de gobierno abierto. Añadió que su partido está dispuesto a impulsar «la necesaria regeneración para ser transparente en su gestión y dar acceso a todo tipo de información; para que nadie dude ni genere sospechas acerca de la honradez y la honestidad de todas y cada una de las personas que lo conforman». Una de las medidas concretas es un buzón ético que permita prevenir irregularidades. «Cualquier persona podrá trasladar posibles incumplimientos y conductas inapropiadas, y el partido estará obligado a responder, en los plazos y formas que se establezcan, cualquier consulta de este tipo», apostilló.

López Miras sostiene que «la principal amenaza que pesa sobre nuestra democracia es el populismo y la demagogia, que solo se combaten con los valores y principios que nos exige la sociedad». Indicó que su partido fomentará la participación política democrática de todos sus afiliados y del resto de los ciudadanos, proponiendo encuentros, debates públicos, comités y consejos, en los que puedan participar los afiliados y la sociedad civil. Se creará el Consejo Asesor, compuesto por representantes de los principales colectivos, asociaciones profesionales, sindicatos, etc. y se reunirá al menos una vez al año para auditar los planes y programas del partido. Este órgano evaluará las políticas llevadas a cabo por el partido y propondrá nuevas líneas de acción, con el objetivo de convertir al PP en una herramienta de la voluntad popular y la participación ciudadana.

El PP también organizará eventos con la ciudadanía, que tendrán el doble objetivo de rendir cuentas del trabajo realizado y de escuchar las propuestas de los afiliados y de la sociedad. Asimismo, se habilitará una página web que cumpla con los estándares internacionales de transparencia establecidos para los partidos políticos. Habrá una evaluación anual sobre su cumplimiento en base a los indicadores proporcionados por las organizaciones internacionales de referencia en este área. Las reuniones del Comité Ejecutivo serán abiertas e itinerantes.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos