López Miras, ¿quién dijo miedo?

Fernando Lopez Miras se reune con alcaldes y presidentes locales del PP./NACHO GARCÍA / AGM
Fernando Lopez Miras se reune con alcaldes y presidentes locales del PP. / NACHO GARCÍA / AGM

El presidente asume la misión de levantar a un PP debilitado por tres años convulsos | Se ve libre de la hipoteca de PAS y anuncia que los cambios se van a notar, mientras que bregará con el déficit de credibilidad del partido

MANUEL BUITRAGOMURCIA

El PP regional ha dejado un reguero de cadáveres políticos por el camino, tan largo como las investigaciones por corrupción, y tan tortuoso como la sucesión valcarcista que se torció desde el primer día. Los populares no están para muchos trotes tras perder la referencia del 'padre', de bregar con la 'traición' de Alberto Garre y de soportar el vía crucis judicial de Pedro Antonio Sánchez. Hay cansancio y desánimo en sus filas, que han respirado aliviadas sin embargo tras la marcha de PAS. Quieren entrar en una etapa de tranquilidad después de tres años a uña de caballo, por lo que no pueden permitirse el lujo de montar otro guirigay abriendo un proceso sucesorio para decidir el nuevo jefe. Eso les debilitaría más. Además, tampoco hay ganas. Han apostado a ciegas -en el doble sentido- por Fernando López Miras para cerrar con urgencia el vacío de liderazgo.

Si existen disidencias, se quedarán de momento en la trastienda. Con un déficit de credibilidad y con la incógnita electoral de 2019, los populares se prestan a arropar a López Miras forzados por las circunstancias. Un político criado también en los pechos de Valcárcel, aunque deseoso de marcar su impronta, como sus antecesores. Se ha visto liberado de la sombra de PAS y de la interinidad que proyectaba semejante tutela. Con los 34 años que cumplirá el próximo martes, López Miras ha tenido la virtud de estar en el sitio justo y en el momento oportuno.

Con todo el poder en sus manos, el presidente ofrece las claves de la nueva etapa que le toca dirigir y avanza que no hará cambios en el Gobierno regional para encarar la recta final de la legislatura. Dice que habrá sorpresas; y que solo observa 9.000 votos de diferencia para recuperar la mayoría absoluta en 2019. No comparte el vértigo de muchos de sus correligionarios ante la próxima cita en las urnas; y tampoco quiere oír hablar de Alberto Garre.

EN PRIMERA PERSONA Línea con Bruselas «Me gusta hablar con Valcárcel; puede que tenga morbo, pero converso con todo el mundo» Relaciones con Madrid «Los ministros siempre me han tomado en serio; cuando llamo se ponen al teléfono, y Rajoy también» El nuevo contrincante «Respeto a Garre como expresidente de la Comunidad, pero no opino sobre lo demás»

El presidente se 'desmelena'

Una ambición política desconocida hasta ahora

El no va más. Cuatro presidentes de la Comunidad en tres años, y tres líderes del PP en seis meses. López Miras es un exponente de la nueva generación de políticos. El ejercicio del cargo como presidente de la Comunidad y la lejanía de PAS le deben sentar bien porque se ha revelado en las últimas horas con una ambición política desconocida hasta ahora. Tiene ganas y se presta a trabajar a tope en el año y medio que hay por delante. «He sido coordinador territorial y general y conozco muy bien la estructura y a las personas de este partido. Hay cosas obsoletas que mejorar y tenemos que transmitir ilusión porque en los próximos meses la Región alcanzará cosas por las que ha estado luchando muchos años, como el AVE y el aeropuerto. Seguiremos bajando impuestos y creando empleo; y reclamando trasvases y una mejor financiación», declaró a 'La Verdad' en las horas previas a la reunión de la Junta Directiva Regional que le encumbró como nuevo líder por aclamación, en lugar de una votación secreta que tenía poco de tal ante un resultado premeditado.

Un liderazgo sobrevenido

«Valcárcel y Sánchez han respetado mi labor»

Niega que su liderazgo esté forzado por las circunstancias. Ha ocurrido en otros territorios, dice. Se remite a los estatutos y al apoyo de los representantes y órganos internos del partido. Obviamente, como coordinador general del partido ha estado en la cocina del abandono integral de PAS que tanto ha sorprendido a la militancia. «La decisión de Sánchez ha sido meditada y compartida. Una vez que dimite, yo quería dar el paso de liderar el partido. Las cosas deben volver a la normalidad cuanto antes. La incertidumbre no es buena y hay que mirar hacia el futuro con fuerza y sin tiempo que perder. Tenemos una estructura territorial muy implantada y sé lo que hay que hacer y dónde puedo llegar».

Valcárcel también ha compartido este último movimiento desde Bruselas, y López Miras admite que conversan a menudo. «Yo hablo con todo el mundo, y también con Valcárcel porque ha sido durante muchos años presidente del PP y del Gobierno regional. Me gusta hablar de temas de partido y de actualidad. Quizás pueda tener más morbo hablar con Valcárcel, pero lo hago con todos. Ramón Luis y Pedro Antonio siempre me han respetado. No se han metido en la labor del Gobierno regional y eso es de agradecer». Algo que cuesta creer en el caso de Sánchez.

Le coge el tranquillo al cargo

No comparte el vértigo ante la pérdida del poder

Su discurso deja poco margen para la improvisación. No se aparta del guión, del laboratorio de ideas que los populares murcianos activan en cada encrucijada. López Miras emerge como ideólogo del PP.

«Los cambios en el PP se van a notar y visualizar con hechos y decisiones. Se van a evidenciar», apostilla, mientras se guardar las cartas por prudencia hasta que las refrende la Junta Directiva Regional. Es un órgano interno, como otros, que invita a la participación pero que encaja mal las críticas y las disidencias en vivo y en directo. Si hay que criticar, se hace en la calle o en privado, como ocurrió con la lluvia de reproches que cayó sobre López Miras nada más ingresar en San Esteban por el dedo de PAS, y de revelar sus 'hobbies' y su experiencia como gestor. «Nos han colocado al nene», llegaron a decir. ¿La percepción ha cambiado? El presidente no se siente sobrepasado por las responsabilidades y va cogiéndole el tranquillo al cargo. ¿Quién dijo miedo? Actúa ajeno al peligro de una etapa quizás menos chirriante pero más dura. Ciudadanos le espera en el trámite de los Presupuestos. En el partido cierran filas y no quieren más batallitas, aunque el relevo no despeja el temor de la militancia a perder el poder después de 24 años.

El hándicap de la popularidad

Salir a la calle y «tocar a la gente» para ser más visible

Valcárcel dijo que tenía que darse más a conocer y ganar visibilidad, sobre todo ahora como candidato 'in pectore'. «Es verdad que tengo poco tiempo, pero todo el tiempo que tengo es para esto», reflexiona para explicar el vertiginoso ritmo de su agenda. No admite que ande escaso de popularidad, sino de falta de rodaje.

«No es que tenga un déficit para darme a conocer. Es verdad que en la fase inicial tuvimos una especie de 'vacatio' por culpa de la oposición. Hubo un mes de inestabilidad y después mucho trabajo de despacho que tuvimos que encauzar. A partir de ahí empecé a estar con la gente y a recorrer todos los rincones de la Región. Mi idea es salir a la calle y tocar a la gente. Hago jornadas de 17 horas, lo cual me da cierto reparo por mis colaboradores, que apenas pueden ver a sus familias».

Déficit de credibilidad

«Estoy contento con el Gobierno que yo elegí»

Con más poder y con las manos totalmente libres, descarta cambios en el Gobierno regional, ni siquiera para mantener la tradición de hacer ajustes para encarar la recta final de la legislatura. Se atribuye toda la autoría de su equipo actual para tratar de deshacer el hechizo de que PAS le hizo un traje a medida pensando en el regreso. «Estoy contento con el Gobierno que yo elegí hace cuatro meses. Conformé un gran gobierno; una buena generación de gente preparada y muy profesional». No vale insistir, ni siquiera apelando a las nuevas circunstancias. «Cuando conformé el Gobierno creí que eran los mejores y lo sigo creyendo», subrayó.

Promete medidas de choque, golpes de efecto y conejos de la chistera. «Tengo muchos proyectos e ideas que iré comunicando en su momento». Entiende que exista un déficit de credibilidad, con el AVE como ejemplo y efecto contagio. «Puedo entender que llevamos 20 años hablando del AVE y que haya gente que esté decepcionada, pero la realidad es que estará aquí el año que viene. Y esa gente debe volver a creer en el PP».

Optimismo ante 2019

«Podemos recuperar 9.000 votos y ganar por mayoría»

El otro frente lo tiene en Madrid, en los despachos de los ministros. Perder la interinidad le puede ayudar, aunque aún tiene pendiente su recibimiento en La Moncloa por Mariano Rajoy. Le quita importancia por la complicada agenda de su jefe de filas, más ahora con el problema de Cataluña. No pisa callos ni mangueras. «Como miembro de la Junta Directiva Nacional he tenido una relación fluida con los ministros. Siempre los he notado cerca y se han puesto al telefóno. Lo mismo sucede con Rajoy, que me ha atendido de inmediato cuando le he llamado». ¿Le van a tomar ahora más en serio? No se inmuta: «Pero es que siempre me han tomado en serio cada vez que les he llamado», apostilla.

No le da cancha a Alberto Garre y a su partido en ciernes. «Tengo todo el respeto por Garre como expresidente de la Comunidad, al igual que por sus antecesores, pero no voy a opinar de lo demás. No me pronuncio», sentencia ante la posibilidad de que le quite votos al PP.

Rezuma un optimismo difícil de entender con la circunscripción única, y tiene hechas las cuentas, aun a fuerza de comparar comicios diferentes. «En las últimas elecciones generales nos quedamos a 9.000 votos de la mayoría absoluta; y en las autonómicas a 900 votos. En este año y medio vamos a recuperar esos 9.000 votos». Si el PP cae y se impone el modelo de Revilla -Garre de presidente apoyado por los demás partidos-, López Miras se remite a la cláusula de que debe gobernar el partido más votado. ¿Termina el periodo de turbulencias de un PP en sus horas más bajas? Le toca bregar con la etapa más dura, aunque se le aparezcan el AVE y el aeropuerto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos