Una de las llaves de Princesa

Francisco Lucas. / Guillermo Carrión/ AMG

El PSOE de Los Alcázares, donde Francisco Lucas logró el mayor porcentaje de votos, puede inclinar la balanza de las primarias

ALEXIA SALAS y JORGE GARCÍA BADÍAMurcia

Los dos candidatos en liza en la segunda vuelta de las primarias del PSOE regional, Diego Conesa y María González Veracruz, ya guiñaron un ojo el domingo por la noche, tras la primera vuelta, a la agrupación de Los Alcázares, conscientes de que los 81 votos que recibió Francisco Lucas -el 78% del total- podrían inclinar la balanza en la votación de hoy, junto a los de Alguazas y de las tres agrupaciones de Murcia donde ganó el aspirante descartado. El alcalde de Alhama propuso al PSOE local volver a la casa del pueblo alcazareña para presentar su proyecto, como ya hicieron los tres candidatos, y la diputada contactó con la dirección para plantear nuevos encuentros, aunque desde el municipio costero piden «tranquilidad».

«Somos conscientes de que nos hemos convertido en la llave del nuevo PSRM», afirma el secretario general de la agrupación local, Mario Pérez Cervera, cuyo voto fue el pasado domingo uno de los que apoyaron a Francisco Lucas, frente a los 14 de Diego Conesa y los 8 de González Veracruz. El secretario no oculta la amistad personal que comparte con Lucas, que además tiene su misma edad: 28 años. «La militancia del PSOE en Los Alcázares es esencialmente joven, y ha visto en Lucas el gen ganador», explica el portavoz alcazareño, quien, sin embargo, niega que pidiera el voto para el pedáneo de El Raal. «Represento todas la opiniones de los socialistas locales y no hago campaña, pero la gente sabe que somos amigos», admite Pérez Cervera.

Tampoco niega «la postura siempre crítica de la agrupación de Los Alcázares» hacia su órgano regional, sobre todo por una sensación de ninguneo desde Murcia a la que es «la militancia más importante del Mar Menor en número y en actividad diaria». La herida abierta por lo que consideran «un trato desigual en representación orgánica» continúa fresca incluso desde antes del 'caso Ninette' que, con la caída del exalcalde Juan Escudero, abrió un abismo entre el PSRM y la única agrupación que en el Mar Menor le había proporcionado varias décadas de mayorías absolutas.

Decisiones pendientes

El secretario general niega que haya vestigio alguno ya de ese capítulo en el PSOE local. «Cuando sucedió yo era aún un niño, al igual que la mayoría de los miembros de la ejecutiva, y por eso cuando votamos no miramos atrás sino a lo que podemos llegar a ser». La ejecutiva local se reunió para analizar la situación y decidir los pasos a seguir. «Los militantes preguntan y les decimos que voten con libertad y en conciencia, que sean capaces de ver la trascendencia de este momento, en que el PP se hunde, incapaz de resolver sus problemas internos y con un presidente que no representa a los murcianos», subraya.

Del candidato que hoy salga ganador, Mario Pérez espera «que nos trate con igualdad y reconozca el trabajo de una agrupación con actividad diaria. Los Alcázares ha estado demasiado tiempo despegado de la regional». Sobre su voto personal, el representante local reconoce que «me va a costar mucho decidirme».

Sin referente en Alguazas

Entretanto, en el interior, Alguazas es la otra plaza socialista en la que también ganó Francisco Lucas. Los 49 votos de los militantes, a priori, no tienen destino fijo ni para Diego Conesa ni para González Veracruz. «A la gente aquí le ha faltado un referente entre los candidatos», reconoce el regidor y secretario de la agrupación local, Blas Ángel Ruipérez.

El motivo se debe a que en las últimas primarias ganó Roberto García en el municipio alguaceño y la agrupación local se implicó con el otrora rival del actual secretario general del PSRM, Rafael González Tovar. «En estas primarias estamos un poco huérfanos, me hubiera gustado que se presentase García». Ni el alcalde ni ningún edil socialista han participado en actos de campaña fuera de Alguazas. «La ejecutiva local ha sido aséptica». Por ello, Ruipérez augura hoy un resultado incierto en su agrupación. «La gente está repartida; hay libertad de voto, no se ha buscado influir en nadie».

El pedáneo de El Raal da libertad a sus seguidores

Francisco Lucas, pedáneo de El Raal, que cayó derrotado en la primera vuelta de las primarias a la secretaría general del PSOE, dio ayer libertad a los más de 500 militantes que votaron por él, para que escojan en la segunda vuelta entre Diego Conesa y María González, que hoy se juegan el liderazgo del partido. «Es hora de que los militantes voten pensando en el futuro del PSOE, en el futuro de la Región y de sus hijos, que voten pensando en lo mejor y decidan con el corazón», precisó ayer Lucas. El político desmintió, además, «haber recibido presiones» de cualquiera de los otros candidatos, ni tampoco recomendaciones por parte de la ejecutiva federal en Ferraz.

Fotos

Vídeos