Una lista única estatal incluirá a todas las familias que quieran adoptar fuera de España

La consejera Violante Tomás (6ª dcha.), en la reunión del Pleno del Consejo Territorial de Servicios Sociales y del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia, presidido por la ministra de Sanidad, Dolors Monserrat./CARM
La consejera Violante Tomás (6ª dcha.), en la reunión del Pleno del Consejo Territorial de Servicios Sociales y del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia, presidido por la ministra de Sanidad, Dolors Monserrat. / CARM

Las comunidades transferirán los datos de los solicitantes al nuevo sistema, que realizará una gestión centralizada para reducir el tiempo de espera

COLPISA

Madrid. Las familias españolas que quieran adoptar en el extranjero constarán en una lista única y podrán tramitar su expediente en cualquier punto de la geografía nacional, pagando las mismas tasas y contando con las mismas garantías. Es una de las novedades del reglamento de adopción internacional aprobado ayer por el Consejo Interterritorial de Servicios Sociales, que agrupa a todas las comunidades autónomas, a propuesta de la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat.

Para tramitar la lista única de adopción en el extranjero, todavía pendiente de aprobación por el Consejo de Estado y por el Consejo de Ministros, se creará el sistema Adín, al que las comunidades autónomas transferirán los datos de los solicitantes.

Antes de entrar a la sesión del Consejo Interterritorial, los consejeros socialistas expusieron su malestar porque la reunión fuese un «trámite», según apuntó la titular de Derechos Sociales de Aragón, María Victoria Broto. Dijo sentirse «frustrada y enfadada» por el contenido del orden del día.

La ministra explicó en rueda de prensa que el objetivo es «reducir tiempos de espera» y «reforzar las garantías» de los adoptantes tanto en el país de origen como en España, al tiempo que se «ordenarán y racionalizarán» además los expedientes «que se envían a los países». Todos los datos de familias candidatas y expedientes se recogerán en el nuevo sistema de información Adín, donde las comunidades autónomas están volcando la información de sus expedientes.

En cuanto a la adopción y el acogimiento familiar nacional, el Consejo abordó el mecanismo interterritorial de asignación que está previsto crear y que, al estilo de la Organización Nacional de Transplantes, permitirá derivar a una familia en cualquier punto del territorio a un niño que acabe de entrar en el sistema de acogida.

Funcionará para los niños «que no tengan ninguna conexión con esa comunidad autónoma» donde han ingresado en un centro residencial, pues se verificará primero la existencia de familia biológica en la región, y permitirá reducir los tiempos de estancia de estos menores en desamparo en las instituciones.

El Consejo Interterritorial de Servicios Sociales también trató, a demanda de varios consejeros, la situación de los menores extranjeros no acompañados que están tutelados en España, asunto que no estaba en el orden del día. La ministra apuntó que ha pedido información a todos los gobiernos regionales para conocer «un mapa» de la situación que permita estudiar medidas.

Ley del Voluntariado

El Consejo Interterritorial discutió otros asuntos, como el futuro reglamento de desarrollo de la Ley de Voluntariado, que incorporará, entre otras medidas, una certificación que acredite las capacidades obtenidas durante el voluntariado. Establece además las condiciones para el ejercicio de estas tareas por parte de menores de edad y de personas mayores.

La nueva ley obliga a las organizaciones a reclamar a la persona voluntaria que acredite que no figura en el Registro de Delincuentes Sexuales, que empezó a aplicarse en marzo de 2016, para impedir que los condenados por estos delitos puedan realizar actividades de voluntariado. De no hacerlo, el voluntario será cesado.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos