Se libra de pagar la multa por hurtar un móvil porque solo se lo quedó una hora

Se libra de pagar la multa por hurtar un móvil porque solo se lo quedó una hora

Sucedió en Totana

EFE

La Audiencia Provincial de Murcia ha anulado la sentencia de un Juzgado de Instrucción de Totana que condenó a un vecino a 180 euros de multa por un delito leve de hurto de un teléfono móvil porque desde que se lo encontró en una calle hasta que lo devolvió pasó poco más de una hora.

Para el tribunal de la Audiencia, ese escaso corto de tiempo entre el hallazgo y la entrega a la Policía Local, que se lo había requerido, no permite acreditar la verdadera intención del acusado.

Así -añade la sentencia- no se ha podido precisar si su intención fue la de hacerlo suyo o de proceder a su devolución por las vías habituales.

El Juzgado de Totana, en la sentencia que ahora se deja sin efecto, declaró probado que el denunciado se encontró el móvil y se lo llevó a su vivienda "con ánimo de beneficiarse del mismo, procediendo a su devolución cuando los agentes se personaron en la misma".

La resolución judicial añadía que su localización fue posible a través de una aplicación del propio teléfono móvil.

El tribunal dice que el acusado no se lo encontró en un local, en cuyo caso podría haber dado cuenta del hallazgo a algún empleado, sino que lo halló en plena calle.

En cuanto a que el teléfono había sido manipulado durante el tiempo en que había estado fuera del control de su dueño, la Sala dice que tampoco existe prueba alguno de que el autor de ello fuese el propio acusado.

Al dictar la sentencia absolutoria, la Audiencia Provincial dice que lo hace porque no puede descartarse que el denunciado tuviera la intención de entregarlo y que no le dio tiempo, "ya que la escasa hora y media dificulta poner en marcha de inmediato su devolución".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos