Buceadores de la Benemérita hallan en el río el arma usada en el tiroteo de Las Torres

Efectivos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) trabajan en el río Segura para recuperar el arma del crimen./Guardia Civil
Efectivos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) trabajan en el río Segura para recuperar el arma del crimen. / Guardia Civil

Los sospechosos tenían varios vehículos de gran potencia con habitáculos ocultos para la droga

Ricardo Fernández
RICARDO FERNÁNDEZ

Con el hallazgo del arma de fuego que presuntamente se utilizó hace diez días para herir de gravedad a un vecino de Las Torres de Cotillas, conocido como Abraham 'El Negro', la Guardia Civil ha esclarecido de manera casi total ese aparente intento de homicidio. La operación, denominada 'Cánova', ase ha saldado con la detención de dos personas, tío y sobrino, y con el ingreso en prisión del primero de ellos por el delito de sangre, por tenencia ilícita de armas y por pertenencia a organización criminal.

El suceso se produjo el pasado 2 de junio, cuando el principal acusado se presentó en casa de un vecino de Las Torres de Cotillas y se inició una fuerte discusión entre ambos -motivada presuntamente por una deuda-, que acabó con el dueño de la vivienda herido por un disparo de bala en un brazo y en el vientre. Los hechos ocurrieron en presencia de los dos hijos menores de la víctima.

Imágenes de la operación 'CANOVA', desarrollada por la Guardia Civil para esclarecer el tiroteo de Las Torres de Cotillas. / Guardia Civil

Las gestiones realizadas por la Policía Judicial del Instituto Armado permitieron identificar al supuesto autor del disparo y a un sobrino de este, que presuntamente le había acompañado. Ambos están considerados los dos principales miembros de un grupo delictivo: el líder y su lugarteniente.

El juez les imputa delitos de tentativa de homicidio, tenencia ilícita de armas y organización criminal

Una vez concluida la trifulca con el resultado de un herido de bala, los sospechosos se deshicieron del arma de fuego y de los teléfonos móviles con los que se comunicaban. La pistola fue arrojada esa misma noche al río Segura desde un puente, cerca de la pedanía murciana de Beniaján, para así evitar que la Guardia Civil pudiera hallarla y que vinculara a los detenidos con los hechos investigados. Finalmente, sin embargo, agentes del GEAS especializados en actividades subacuáticas han hallado la pistola presuntamente empleada en el tiroteo.

La investigación ha concluido con tres entradas y registros domiciliarios en las pedanías de El Palmar y Los Garres, en los que se han incautado evidencias relacionadas con el suceso, así como una prensa de madera con unas planchas metálicas. Este tipo de artefacto suele ser utilizado por grupos criminales relacionados con el tráfico de droga, con el fin de prensar la cocaína o el hachís y poder así envolverlos.

En la vivienda del presunto lugarteniente del grupo criminal también se han hallado las llaves de numerosos vehículos de gran potencia, algunos de los cuales disponían de 'caletas' o escondites en el salpicadero, presuntamente para transportar alijos de droga con seguridad.

El presunto autor del disparo ya ha ingresado en prisión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos