La Benemérita localiza en El Palmar a los sospechosos de disparar a Abraham 'El Negro'

Agentes de la Guardia Civil, en la casa del tiroteado en Las Torres de Cotillas. /Alfonso Durán / AGM
Agentes de la Guardia Civil, en la casa del tiroteado en Las Torres de Cotillas. / Alfonso Durán / AGM

Los dos detenidos por tirotear a un supuesto camello de Las Torres están emparentados; uno actuó y el otro, en apariencia, le encubrió

Jorge García Badía
JORGE GARCÍA BADÍAMurcia

Era cuestión de días que cayeran y así ha ocurrido. El grupo de la Policía Judicial que tiene la Guardia Civil en el puesto de Las Torres de Cotillas solo ha tardado seis días en dar con los dos encapuchados que supuestamente tirotearan a un vecino y luego huyeran a la carrera. Los hechos se produjeron en la calle Cánovas del Castillo, donde Abraham J. L., conocido como 'El Negro', recibió dos impactos de bala: uno en el brazo y otro en el costado.

Un testigo de los hechos fue quien alertó de lo sucedido al 112, a las 21.20 horas del sábado, y relató luego a la Policía Local que «pasaba por la puerta de la casa cuando he escuchado dos disparos y me ha parecido ver salir corriendo a dos encapuchados». Esa misma noche, los investigadores tomaron declaración a la compañera del hombre herido, que se encontraba en la casa cuando se produjeron los disparos. A la información facilitada por la mujer, la Policía Judicial sumó la de los cuatro cartuchos localizados entre el salón y la cocina, lo que les permitió determinar que el arma empleada había sido una escopeta de caza. El miércoles ya tenían localizados a los sospechosos y durante la mañana de ayer se desplegó un operativo en la pedanía murciana de El Palmar, que se saldó con su arresto.

Todo apunta a que uno de ellos fue el autor material de los disparos y que el otro solo le acompañada. Fuentes del Instituto Armado se limitaron a confirmar las detenciones y a apuntar que la investigación sigue abierta. Los detenidos están emparentados entre sí, conocen a la víctima y fueron conducidos ayer a la Comandancia de Murcia para ser interrogados por policías judiciales.

Desde un primer momento, la Benemérita baraja dos posibles móviles sobre lo sucedido: un ajuste de cuentas o un intento de robo para hacerse con dinero, o incluso para intentar encontrar estupefacientes. Elena, la madre de abraham, rechazó ayer enérgicamente que su hijo pudiera estar vinculado a actividades ilícitas y se alegró por las detenciones. «¡Dos sinvergüenzas menos!», exclamó desde el Hospital Virgen de La Arrixaca. «Me alegro mucho; son unos criminales», reiteró en conversación telefónica con 'La Verdad'. La mujer aclaró que todavía no ha preguntado a su hijo los motivos por los que fue tiroteado. «Hasta que no esté bien, no hablaremos de lo que ha sucedido».

Tuvo retenida a su mujer

Abraham, al que algunos conocen como 'El Negro' debido a los rasgos que heredó de su progenitor, evoluciona de sus heridas en La Arrixaca. No es la primera vez que se recupera de lesiones graves, según cuenta un policía local que durante años estuvo destinado en Las Torres de Cotillas. «En una de las peleas en las que participó en su juventud se cortó el bíceps, al soltar un puñetazo y atravesar el cristal de una ventana».

Este agente asegura que se trata de un individuo «muy duro» y pone como ejemplo lo sucedido tiempo atrás en Molina de Segura. «Se saltó un semáforo y agredió a los dos agentes que le dieron el alto. Al final tuvieron que perseguirlo más de media docena de policías para lograr detenerlo». Las peleas centran el historial delictivo de 'El Negro', hasta el punto de que le llevaron a pasar una temporada en la cárcel. Además, este agente apunta a que entre 2008 y 2009, «mantuvo retenida a su pareja durante varios días en el domicilio que tenía en el barrio torreño de Las Monjas». El presunto motivo por el que encerró a la madre de sus dos hijos fue «una disputa familiar».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos