Consternación en Las Torres: «Ha sido un palo muy gordo»

Luis Santos, el abogado de Iván. / Edu Botella / AGM

El municipio guarda un minuto de silencio en recuerdo de las dos víctimas del crimen. La familia de los asesinados está «destrozada» y no da crédito a la presunta implicación del hermano mayor

Alicia Negre
ALICIA NEGREMurcia

En las calles, en las plazas, en los bares y comercios de Las Torres de Cotillas no se habla de otra cosa. El violento asesinato de Antonia Parra y de su hijo menor, Miguel Ángel García, y la detención como presunto autor del hijo mayor de la familia, Iván G.P., es una tragedia mayúscula que a este municipio, de apenas 20.000 habitantes, le está costando digerir.

La alcaldesa de la localidad, María Isabel Zapata, dejó patente esta mañana la consternación de todos los vecinos durante el minuto de silencio que se guardó a las puertas del Ayuntamiento en recuerdo de los dos fallecidos. "Estamos consternados porque este es un pueblo muy tranquilo. Son días difíciles", incidió Zapata. "Espero de corazón que esto no se vuelva a producir.

La regidora aseguró no tener constancia de que hubiesen existido problemas anteriores en la familia y remarcó la importancia de dejar trabajar a la Guardia Civil. Tras el minuto de silencio, una vecina interpeló a la alcaldesa sobre las medidas que existen para las familias que sufren el calvario de la violencia doméstica. "Son enfermos, pero a la vez son monstruos", clamó visiblemente afectada. "Otras estamos vivas, pero sufriendo mucho".

Algunos vecinos de la localidad se acercaron a las puertas del Consistorio para dejar patente su estupor ante el doble crimen. "Este es un pueblo pequeño y ha sido un palo muy gordo", explicó Miguel Ángel García, que vive apenas a 500 metros de la vivienda donde se produjo el crimen. "Hoy todo el mundo habla de eso".

Lydia Pérez, otra vecina de Las Torres, explicó que "sabíamos que el hijo de esta mujer -Iván G.P.- era un poco agresivo y que lo habían detenido varias veces, pero no sabíamos el motivo".

«En la familia no encontramos ninguna explicación»

La familia de las dos víctimas del brutal asesinato está "destrozada" y no da crédito a la presunta implicación del hermano mayor en el crimen. "En la familia no encontramos explicación", explicó Josefa Almaira, cuñada de la fallecida y tía del otro asesinado.

Esta familiar, que en la mañana de este miércoles se acercó a la vivienda de la Calle Asturias, sostuvo que no existían problemas familiares y que el sospechoso es un chico "normal y educado".

El abogado de Iván: «El padre está destrozado»

Luis Santos, el abogado del joven detenido ayer dijo este miércoles a los periodistas a la salida del cuartel de la Guardia Civil que su defendido «mantiene su inocencia».

Indicó además que el padre, Julio, que ayer acudió al cuartel de la Guardia Civil, se encuentra destrozado por todo lo que ha ocurrido y que cree que su hijo no cometió el doble crimen.

Según el letrado, "lo único que desea es que aparezca un autor distinto a su hijo".

Sobre las diligencias policiales no quiso facilitar detalles y comentó que su defendido ha dado los datos de varios jóvenes con los que pasó la noche y que han ido pasando por el cuartel.

Aseguró que no cuenta con antecedentes penales y al ser preguntado por posibles amenazas sobre él, respondió que no podía comentar nada al respecto ya que la Guardia Civil tiene que hacer averiguaciones en torno a ese asunto.

Ayer se le habrían practicado pruebas forenses para averiguar si cuando acudió al cuartel para denunciar la aparición de sus familiares muertos se encontraba bajo los efectos de sustancias estupefacientes.

La Guardia Civil cuenta con 72 horas desde ayer para concluir el atestado que trasladará al juzgado de instrucción número 2 de Molina de Segura, en funciones de guardia, por lo que, según un portavoz de este cuerpo, probablemente en lugar de mañana, Jueves Santo, podría pasar a declarar el próximo viernes.

La fuente indicó que los cadáveres de la madre y de su hijo aparecieron en el salón de la casa.

Los inspectores realizan desde ayer una minuciosa inspección ocular desde la calle, por la terraza exterior y el interior de la vivienda hasta ese salón para obtener pruebas concluyentes, entre las que se encuentra un objeto pesado con el que habrían golpeado hasta la muerte a las víctimas.

El abogado recordó que entró en contacto con esta familia hace unos meses cuando el detenido sufrió un atropello de un coche y que desde entonces los conoce.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos