«Todo tiene su lado positivo: mis hijos han ganado una madre»

A. B. MURCIA

«Todo tiene su lado positivo. Mis hijos han ganado una madre y mis amigos a una amiga». Así bromeaba anoche María González Veracruz tras conocer que no lideraría a los socialistas murcianos, aunque advertía de que «hemos luchado contra viento y marea, y casi, casi lo conseguimos».

La diputada nacional fue recibida en la sede del partido en la calle Princesa, en Murcia, entre aplausos y acompañada por todo su equipo. Sonriendo en todo momento, señaló que si con su derrota ganaba el partido, «también gano yo».

González Veracruz aseguró que seguirá trabajando por el PSRM con el horizonte de las elecciones autonómicas y municipales de 2019, aunque remarcó que no es ella «la que tiene que decidir si podrá haber integración entre candidaturas». Además, la diputada recordó que «en nuestro partido actuamos con libertad, como se ha puesto de manifiesto, mientras que el Partido Popular nombra a su líder a dedo y nosotros con libertad. La libertad es un valor que nos distingue».

Interrumpida en varias ocasiones por los aplausos de los militantes que la han apoyado, González Veracruz insistió en «agradecer a todos los que me habéis votado y depositado en mí vuestra confianza. Ha sido un viaje que me ha ido enriquecendo y estoy preparada para aceptar la voluntad de la mayoría de la militancia. Ahora solo queda lo que antes quedaba: trabajar, trabajar y trabajar».

Por último, la candidata emplazó a todos los afiliados y simpatizantes a seguir defendiendo un proyecto común y concluyó, también entre aplausos: «Nos encontraremos en 2019».

Fotos

Vídeos