Juzgarán a cuatro médicos por el fallecimiento de un paciente tras una intervención

EFEMURCIA

El Juzgado de Instrucción número 3 de Murcia ha acordado transformar en procedimiento abreviado, por un presunto delito de imprudencia con resultado de muerte, las diligencias que abrió en 2012 contra cuatro facultativos de un centro médico tras la muerte de un paciente. Los imputados son el médico A.A., los anestesistas J.M.R. y K.H. y el director médico de la clínica L.V. de Murcia, P.M..

Fue en ese centro asistencial donde, en abril de 2012, se intervino al enfermo, A.G., que tenía 64 años de edad, para extirparle una neoformación próxima al ciego. El mismo día del fallecimiento -el 11 de mayo de ese año-, su hijo, el abogado murciano Antonio Gea, presentó una querella.

La resolución judicial señala que los anestesistas no atendieron ni diagnosticaron correctamente la gravedad de la sintomatología que presentaba el paciente tras la primera intervención. «Se produjo una hemorragia digestiva» que presuntamente debería haber motivado traslado a la UCI de La Arrixaca, cosa que no se hizo.

Fotos

Vídeos