El juzgado especializado en cláusulas suelo recibe 1.074 asuntos en tres meses

Un edificio en construcción.
Un edificio en construcción. / REUTERS

La entrada de demandas en este órgano, único en la Región, supera con creces las previsiones del Poder Judicial

J. A. G. / A. N.MURCIA

El Juzgado de Primera Instancia número 11 de Murcia echó a andar el pasado junio como órgano especializado en cláusulas suelo con unas previsiones que la realidad ha machacado. En sus tres primeros meses de andadura, este juzgado, el único de la Región enfocado directamente a los litigios contra las letras pequeñas abusivas de las hipotecas, ha ingresado más de un millar de demandas -concretamente 1.074-, de acuerdo a los datos facilitados por el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Murcia.

La cifra -que incluye además los asuntos registrados en agosto, un mes tradicionalmente inhábil para los juzgados- supera ampliamente las 250 demandas que, precisó a comienzos de verano el presidente del TSJ, Miguel Pasqual del Riquelme, se preveía que llegarían al juzgado cada mes. Solo en este periodo, la carga de trabajo del órgano ha sido un 43% superior.

                              Colegio de origen
         Murcia Cartagena Lorca Madrid Yecla       Otros       Total
Junio       185         33       25   24         3            4          274
Julio         278        22        12   185      14           12        523
Agosto     85           42        1   147         1           1          277

El pasado 1 de junio entró en vigor el plan de urgencia aprobado por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ante el previsible aumento de demandas después de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) reconociera la total retroactividad para los afectados por las cláusulas suelo abusivas. Entre los supuestos contabilizados se encuentran, además de litigios por cláusulas suelo, reclamaciones sobre otros aspectos de la contratación hipotecaria, como son el vencimiento anticipado, los intereses moratorios, las hipotecas multidivisa o los gastos de formalización de hipoteca.

Los grandes despachos de abogados de Madrid 'desembarcan' en Murcia con más de 350 casos

La avalancha de asuntos no es exclusiva de la Región. A nivel nacional las cifras de demandas ingresadas por los 54 juzgados especializados desplegados por todo el país también han batido todos los récords. Esta red de órganos, destinados a dar respuesta a las reclamaciones judiciales de los afectados por la limitación de los tipos de interés hipotecarios, tiene sobre la mesa ya miles de demandas -solo en su primer mes ingresaron alrededor de 16.000 en todo el país-.

De acuerdo a los datos facilitados por el TSJ, en su primer mes, junio, el juzgado especializado regional recibió 274 demandas. En julio la cifra fue de 523 asuntos y en agosto, pese al descanso vacacional, entraron otros 277 procedimientos. La mayoría de estos asuntos son presentados por abogados provenientes del colegio de Murcia, aunque curiosamente el segundo gran montante proviene del colegio de abogados de Madrid. Este fenómeno se explica por la especialización de algunos grandes despachos de la capital en este tipo de reclamaciones.

Un número rebasado

El mismo día que entró oficialmente en funcionamiento, el presidente del TSJ mostró su temor ante una «entrada masiva» de este tipo de litigios. Explicó que el cálculo que manejaba el CGPJ era que se registrasen unos 250 casos mensuales y aseguró que la cifra anual podría rondar los 1.250, aunque, reconoció, que esta podría ser aún mayor.

Efectivamente, el número parece perfilarse como mucho más elevado ya que, solo en tres meses, está cerca de alcanzar la cifra prevista para todo el año. Cada semana, remarcó Pasqual del Riquelme, el TSJ analiza el número de casos que entran. El CGPJ lo hace quincenalmente para plantear posibles alternativas. Una posibilidad que, subrayó, está sobre la mesa en el caso de que , como parece que está ocurriendo, la llegada de asuntos fuese mayor de lo previsto. Habrá que esperar a conocer la actividad de este juzgado en septiembre, tras el regreso vacacional, para comprobar si la carga de trabajo es aún mayor que la registrada en este 'impasse' veraniego.

Más

Fotos

Vídeos