El TSJ justifica el despido de un obrero por su bajo rendimiento y por faltar al trabajo

Palacio de Justicia de la Región de Murcia.
Palacio de Justicia de la Región de Murcia. / Nacho Garcia / AGM

La sentencia confirma que el apelante tuvo unos registros de recogida de cítricos que estaban por debajo de los previstos

LA VERDADMurcia

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) desestimó el recurso presentado por el peón de una empresa agrícola que fue despedido por su bajo rendimiento y por faltar tres días a su trabajo sin justificación.

La sentencia confirmó así la dictada por un Juzgado de lo Social, que declaró procedente el despido, efectuado por la empresa C.P., sin que el trabajador tuviera derecho a percibo de indemnización alguna ni a los salarios de tramitación.

La sentencia apelada recogió probado que, según la carta de despido, el apelante tuvo unos registros de recogida de cítricos que estaban por debajo de los previstos y, también, de los obtenidos por otros compañeros, lo que se consideró constitutivo de una falta grave.

Además, y como constitutivo de otra falta grave, se recogió que durante tres días consecutivos faltó al trabajo, sin que justificara la causa de esas ausencias. La sentencia señalaba también que con anterioridad ya fue sancionado por otra falta de esa misma graduación.

La Sala, al desestimar el recurso, señala que el despido está justificado, al protagonizar el trabajador dos faltas graves dentro del periodo de un mes.

Fotos

Vídeos