La Justicia confirma que el SMS concedió «compatibilidades contrarias a la ley»

Jerónimo Lajara y Pablo Alarcón./V. Vicéns y Edu Botella / AGM
Jerónimo Lajara y Pablo Alarcón. / V. Vicéns y Edu Botella / AGM

Las autorizaciones de Sanidad a jefes de servicio para trabajar en la privada «contravenían» la norma, según una sentencia de lo Contencioso

Javier Pérez Parra
JAVIER PÉREZ PARRAMurcia

Sindicatos y partidos de la oposición lo denunciaron durante años, y hasta la propia Administración acabó por admitirlo de forma implícita a finales de 2015, cuando cambió su forma de proceder tras las advertencias de sus servicios jurídicos. Sin embargo, es ahora cuando los tribunales han confirmado, negro sobre blanco, que el Servicio Murciano de Salud concedió a numerosos jefes de servicio «compatibilidades contrarias a la ley». Así lo señala el titular del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Murcia, Juan González, en una sentencia dictada el pasado lunes. El SMS llevó a cabo «una aplicación de la norma que contravenía los términos de la Ley 5/2001» del Personal Estatutario.

La sentencia apunta a la responsabilidad de Sanidad en la vulneración del régimen de incompatibilidades por parte de decenas de jefes de servicio, y considera por ello «sorprendente» que en 2016 se abriese expediente a 16 de estos profesionales. La propia Administración que durante años les había permitido mantener su actividad en el sector privado les pedía explicaciones. En este sentido, el juez tumba la sanción de dos años de empleo y sueldo impuesta por el SMS al decano de Salud de la UCAM, Jerónimo Lajara, quien compatibilizó la docencia en la universidad privada con la jefatura de Oftalmología del Morales Meseguer sin la preceptiva autorización. El fallo señala que Lajara ha sido víctima de un trato «desigual», ya que no se ha actuado de la misma forma con los otros jefes expedientados.

Las claves

El SMS permitió la compatibilidad de los jefes de servicio pese a la prohibición expresa recogida en la Ley del Personal Estatutario de 2001
Las autorizaciones empezaron a denegarse solo después de que, en mayo de 2015, el Sindicato de Profesionales de la Sanidad (SPS) denunciase esta irregularidad.
Tras las denuncias del SPS,
el Servicio Murciano de Salud abrió expediente a 16 jefes de servicio que compaginaban la actividad pública y privada. Finalmente, solo se sancionó, con dos años de suspensión de empleo y sueldo, a Jerónimo Lajara, exjefe de Oftalmología del Morales Meseguer y decano de Ciencias de la Salud de la UCAM.
El SMS estimó que el caso de Lajara era distinto,
porque no pidió autorización expresa para ejercer en la UCAM, a diferencia del resto de jefes de servicio expedientados.
La sentencia concluye que tanto Lajara como el resto de jefes de servicio incurrieron en incompatibilidad
Sancionar únicamente a Lajara supuso «que se traten de forma desigual situaciones que debieron recibir un trato igualitario».
La sentencia señala que fue la Administración la responsable del incumplimiento del régimen de incompatibilidades
«Realizando una aplicación de la norma que contravenía los términos de la Ley 5/2001, el SMS permitió a los jefes de servicio» la compatibilidad, «lo que no estaba previsto por ocupar plazas de nivel de complemento de destino 28 o superiores. Es decir, el SMS concedió compatibilidades contrarias a la Ley».

«Si a los jefes de servicio no se les podía autorizar el ejercicio de actividad privada por estar afectados por una situación de incompatibilidad absoluta» (y pese a ello se les concedió dicha autorización), «resulta sorprendente, no que se revisaran los expedientes de los profesionales que pudieran encontrarse en situación de incompatibilidad, sino que se les solicitara la actualización de sus situaciones administrativas, que se incoaran expedientes disciplinarios para sancionar a quienes no contaran con autorización y se llegara a sancionar por carecer de la misma». En todo caso, la sentencia considera probado que Jerónimo Lajara incurrió en las incompatibilidades por las que fue sancionado. El decano de Salud de la UCAM contaba con una autorización de compatibilidad concedida en 1998 «para la actividad de consulta médica, y no para el ejercicio de la docencia» en la universidad privada. También infringió la Ley 54/1984 al destinar 20 horas semanales a la UCAM, un tiempo superior a lo permitido por la normativa. Lajara alegó que la dedicación real era de 10 horas semanales y que consideró su actividad amparada por la autorización de 1998, pero estos argumentos no han convencido al juez. La sentencia deja claro que hubo infracción y que no se puede «exculpar al actor» por mucho que «el SMS hubiere tolerado y consentido situaciones no admitidas por la ley». Sin embargo, también destaca que de este incumplimiento no puede deducirse que «su intención fuera vulnerar la normativa aplicable ni conste que perjudicara su labor como empleado público». Finalmente, admite el recurso de Lajara y le libera de la sanción de dos años al concluir que «la actuación de la Administración vulneró el principio de igualdad». Así, se declara la resolución del SMS «contraria a derecho, so pena de permitir, en caso contrario, que se traten de forma desigual situaciones que debieron recibir un trato igualitario».

El fallo tumba la sanción de dos años impuesta al decano de Salud de la UCAM porque se le trató «de forma desigual»

La inhabilitación de dos años ahora anulada no ha llegado a aplicarse, dado que Lajara, quien ayer no quiso hacer declaraciones, se encuentra en situación de excedencia voluntaria. Por su parte, fuentes del SMS mostraron su respeto a las decisiones judiciales y explicaron que esperarán a estudiar la sentencia para decidir si se recurre o no ante el TSJ.

De la sentencia se desprende que los sucesivos directores gerentes del SMS y consejeros de Sanidad de los gobiernos de Ramón Luis Valcárcel pasaron por alto la legislación que el propio PP había aprobado en 2001. Se da la circunstancia de que el actual director general de Recursos Humanos, Pablo Alarcón, ya ocupó el cargo entre los años 2006 y 2011, cuando el incumplimiento fue sistemático.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos