El XXIV Certamen de Calidad premia a veintiún vinos de la Denominación de Origen Jumilla

Posado de los premiados con el presidente del Ejecutivo autonómico, Fernando López Miras, y otras autoridades y miembros de la DOP./LV
Posado de los premiados con el presidente del Ejecutivo autonómico, Fernando López Miras, y otras autoridades y miembros de la DOP. / LV

Señorío de Fuenteálamo, de Bodegas Cooperativa San Dionisio, arrasa con un oro, tres platas y dos menciones especiales

GUSTAVO LÓPEZJumilla

La XXIV edición del Certamen de Calidad de los Vinos de Jumilla, que se ha celebrado este año en Albacete, repartió 21 medallas y dos menciones especiales a los vinos elaborados con Monastrell que obtuvieron más puntuación dentro de sus respectivas categorías. La cooperativa de Fuente Álamo de Albacete, Bodegas San Dionisio, destacó en el medallero al recoger tres platas (blancos, rosados y tintos sin madera) y un oro en los tintos con madera, así como las dos menciones especiales Monastrell que contemplaban las bases. Todas las preseas fueron con su marca Señorío de Fuenteálamo.

La siguiente en el 'ranking' fue Bodegas Luzón, cuyos representantes se levantaron hasta cuatro veces para recoger medalla, logrando dos de plata (tintos con madera y crianza con la marca Finca Luzón) y otras dos de oro para el Altos de Luzón 2014 y el Luzón Roble. Por su parte, Bodegas Alceño, Bleda y Bodegas San Isidro BSI consiguieron hasta tres preseas cada una. Las del Alceño fueron las tres de color plata para los vinos tinto 4 meses, rosado y el dulce. Bleda tuvo oro en tintos sin madera para el Castillo de Jumilla 2017 y plata en la misma categoría para la misma marca pero de la añada 2016. Bodegas Bleda también tuvo otro oro para Amatus 2015, su vino dulce. Bodegas BSI obtuvo oro con el Sabatacha crianza y con el Numun Selección 2014. También recibió una medalla de plata su Gemina Cuveé 2015.

Con dos medallas quedó Bodegas Torrecastillo, ambas de plata, con sus vinos rosado y el Monastrell 2017 con madera, mientras que con una medalla resultó Bodegas Delampa y la cooperativa Nuestra Señora de la Encarnación, las dos de plata y ambas también en los vinos tintos con madera de las añadas 2015 y anteriores.

Durante dos jornadas, el jueves y el viernes, el panel de 21 expertos catadores analizó y puntuó las más de 100 muestras presentadas y la entrega de galardones tenía lugar en la noche del viernes en el Hotel Beatriz de Albacete, donde unas 400 personas arroparon este evento, el más importante de cuantos organiza el Consejo Regulador de la DOP.

El presidente del Consejo Regulador, Pedro Lencina, nombró al investigador científico Juan Carlos Izpisúa como Presidente de Honor del XXIV Certamen de Calidad 2018.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos