Tres guardias civiles serán juzgados por «el uso inadecuado de la fuerza» con un joven que les insultó

El encontronazo se produjo en el exterior de una discoteca, y el fiscal pide tres años de cárcel para cada agente

Jorge García Badía
JORGE GARCÍA BADÍAMurcia

Todos se excedieron a tenor del contenido del escrito de conclusiones provisionales de la Fiscalía. La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Murcia acogerá el lunes una vista por falta de consideración a la autoridad por parte de un vecino de Jumilla contra tres agentes de la Benemérita y al mismo tiempo, los guardias civiles también se sentarán en el banquillo de los acusados por un supuesto delito de lesiones.

El supuesto encontronazo entre ambas partes se produjo en los exteriores de una discoteca jumillana, durante la madrugada del 24 de marzo de 2013. El acusado J.D.O.O., «con ánimo de quebrantar la dignidad» de los agentes, les reprochó la detención de un amigo suyo. «Sois guardias civiles, sois unos hijos de puta, os tenían que poner una bomba. La Guardia Civil detuvo a mi amigo Puñema y sois todos unos cabrones». El fiscal relata que uno de los agentes respondió de forma presuntamente violenta. «Recurriendo al inadecuado uso de la fuerza y con ánimo de vulnerar la integridad física de J.D.O.O., le propinó un puñetazo, cayendo al suelo, al intentar repetir la agresión». Fue en ese momento cuando los otros dos guardias civiles también intervinieron supuestamente con exceso «Los acusados, con igual ánimo, golpearon a J.D.O.O. cuando el mismo intentaba escapar», según el fiscal.

Por tales hechos, el vecino sufrió una fractura en la muñeca izquierda y contusión en región glútea, «tardando en sanar 31 días». El Ministerio Público considera que los tres guardias civiles deben responder por un supuesto delito de lesiones, por un presunto uso inadecuado de la fuerza, y pide para cada uno de ellos tres años de prisión, suspensión de empleo y la prohibición de comunicarse con la víctima durante cinco años, así como una orden de alejamiento de 300 metros y una indemnización de 2.646 euros.

Para el vecino que presuntamente insultó a los agentes, solicita una multa de 10 euros diarios durante 60 días.

Temas

Jumilla

Fotos

Vídeos