Seis arrestados en Jumilla por el saqueo de 31 viviendas y comercios

Parte de los objetos robados y bombines arrancados./G. Civil
Parte de los objetos robados y bombines arrancados. / G. Civil

La banda, en la que había dos menores, arrancaba los bombines de las puertas y luego los arrojaba al alcantarillado

AGENCIAS

La Guardia Civil ha detenido a seis personas, dos de ellas menores de edad, como presuntos autores de 31 robos con fuerza en casas y comercios cometidos en Jumilla. El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de esa localidad del Altiplano ha dictado prisión preventiva para tres de los cuatro adultos, mientras que los adolescentes han quedado a disposición de la Fiscalía Especial de Menores de la Región.

Según un portavoz del Instituto Armado, los robos se cometieron a finales del pasado año, siempre con la misma técnica de extracción de los bombines de las cerraduras, algunos de los cuales fueron hallados en sumideros y alcantarillas próximas al lugar del delito, lo que ofreció pistas que acabaron conduciendo a los arrestos.

Los investigadores comprobaron que, una vez seleccionado el objetivo y después de someter los inmuebles a vigilancias para determinar el momento más propicio para saquearlos, los delincuentes extraían los bombines de las cerraduras utilizando herramientas de presa tipo alicates, llaves inglesas, llaves de grifa o de pico de loro. Después se apoderaban de cuantos objetos de valor pudieran encontrar y escapaban rápidamente con el botín. Estos hechos habían generado una cierta alarma social en la localidad del Altiplano, lo que llevó a la Guardia Civil a intensificar sus gestiones para desmantelar cuanto antes la organización delictiva y evitar que siguieran sumando viviendas saqueadas.

La Guardia Civil halló una gran cantidad de objetos sustraídos, como móviles y consolas de videojuegos

Las gestiones de la Guardia Civil permitieron establecer que los ladrones utilizaban una casa desocupada como centro de operaciones. Finalmente fueron registradas con orden judicial dos viviendas, en las que los agentes hallaron multitud de efectos robados, como teléfonos móviles, aparatos electrónicos, zapatillas deportivas, videojuegos y un cuadro de bicicleta que pretendían vender para comprar droga, según esas fuentes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos