Regreso a la Reconquista

Un grupo de bailarinas, lujosamente ataviadas, recorriendo las calles de la localidad en la noche del sábado.
Un grupo de bailarinas, lujosamente ataviadas, recorriendo las calles de la localidad en la noche del sábado. / 7 Días Jumilla

Moros y Cristianos rememoran en las calles la época medieval, en un desfile con música, baile y espectáculos de fuego

GUSTAVO LÓPEZJUMILLA

Las Fiestas de Moros y Cristianos de Jumilla llegan este año a su edición número 31. Y alcanzan esa efeméride tras su recuperación, ya que los festejos iniciales se remontan en la ciudad al año 1616, según recogen las actas capitulares. Las calles se vieron animadas, en la noche del sábado, por uno de los actos más importantes de los que organiza la Asociación don Pedro I. El gran desfile llenó el casco urbano de música y color, conmemorando así el devenir histórico.

La entrada de Moros y Cristianos la abrió el boato preparado por la asociación, que este año iba precedido por las banderas de los municipios de Santomera, Murcia, Los Alcázares y Torre Pacheco.

A partir de ahí, los espectadores pudieron disfrutar del ballet de danzarinas del cofre del Rey don Pedro I. Cerrando el boato recorrió las calles la carroza de la Abanderada de la asociación, un cargo que este año ha recaído en la joven Candela Sánchez. Iba acompañada del Embajador, el recién ganador del Campeonato de España de Corte de Jamón, Pablo Martínez, así como por la alcaldesa del Castillo, María González.

Pablo Martínez, ganador del Campeonato de España de Corte de Jamón, acompañó a la Abanderada, Candela Sánchez

Tras esta primera parte del desfile, inició su pasacalles el bando moro, con diferentes grupos festeros y comparsas, así como ballets y espectáculos, entre ellos los Sarracenos de Gémina Let o los Musulmanes de Abd el Aziz. Igualmente se pudo ver al grupo de baile local Muévete. Cerrando iba el Capitán Moro, Emiliano Hernández, arqueólogo municipal y director del Museo Jerónimo Molina.

A continuación, le tocó el turno al bando cristiano, con guerreras, espectáculos de fuego y dos camellos, que acompañaron a la comparsa Caballeros del Infante don Fadrique. En este desfile principal de la Fiesta de Moros y Cristianos no faltó la música de varias agrupaciones, así como la participación de filas invitadas, procedentes de Novelda, Santomera, Abanilla y Albatera. Cerró el cortejo el Capitán Cristiano de este año, Francisco Jiménez, director del colegio Santa Ana.

Moros y Cristianos devuelven por unos días a Jumilla a la época de la Reconquista, con marchas moras y pasodobles que amenizan el campamento festero y las calles, mientras que el castillo está presidido por las banderas festeras.

Anoche tuvieron lugar las Embajadas en la nueva fortaleza instalada en el paseo, promovida por el Ayuntamiento de Jumilla.

Temas

Jumilla

Fotos

Vídeos