Detenidas tres guineanas por prostituir a compatriotas en unas casas cueva de Jumilla

Agentes de la Guardia Civil registrando una de las viviendas utilizadas de prostíbulo. / G. Civil

La Guardia Civil libera a varias chicas, una con un bebé, que eran obligadas a pagar por el alquiler de la habitación donde ofrecían sus servicios

LA VERDADMURCIA

La Guardia Civil ha desmantelado dos prostíbulos que se ocultaban en casas cuevas de Jumilla y que eran presuntamente controlados por mujeres. Según precisaron fuentes del cuerpo, en estos clubes se explotaba sexualmente a chicas originarias de Guinea Ecuatorial y Nigeria, aprovechando que no tenían papeles y se encontraban en una situación de especial vulnerabilidad. Una de las inmigrantes rescatadas de estas viviendas, que han sido derivadas a asociaciones especializadas para recibir ayuda, tenía un bebé de apenas unos meses.

La 'Operación Estate' se saldó con la detención de las tres presuntas encargadas de estas casas: tres mujeres de nacionalidad ecuatoguineana, vecinas de Jumilla y de entre 35 y 58 años. Según remarcaron fuentes del cuerpo, dos de ellas ingresaron en prisión provisional por orden del Juzgado de Instrucción número 1 de Jumilla.

Las pesquisas que permitieron dar este golpe se iniciaron el año pasado, cuando llegó a oídos de los agentes del Instituto Armado que en algunas casas cueva jumillanas se podía estar explotando sexualmente a inmigrantes. Durante el registro de los inmuebles, los agentes hallaron dinero en efectivo y marihuana que, supuestamente, las chicas facilitaban a la clientela. Las víctimas, tal y como remarcaron las fuentes citadas, eran obligadas a pagar un alquiler por las habitaciones en las que prestaban los servicios sexuales.

'Billetes tintados'

Además, la operación destapó que una de las personas que se encargaba de coordinar una de las casas desmanteladas, un hombre de nacionalidad camerunesa y que se encuentra en paradero desconocido, se dedicaba al timo conocido como 'el nigeriano' o de los billetes tintados. En uno de los registros practicados en las viviendas se hallaron los elementos necesarios para la confección de los billetes, que posteriormente eran utilizados para hacer creer a sus víctimas la conversión del papel tintado en moneda de curso legal.

Un camerunés, que coordinaba uno de los clubes, se encuentra en paradero desconocido

Según la Guardia Civil, varias de las mujeres afectadas se han podido acoger al período de restablecimiento y reflexión que prevé la ley para estos casos, siendo derivadas a asociaciones especializadas en la materia al objeto de prestarles ayuda y asesoramiento. La operación desarrollada por la Benemérita contó con la colaboración de la Policía Local de Jumilla.

Fotos

Vídeos