Denuncian la transformación de 180 hectáreas de secano a regadío

Imagen del terreno, en el que se pueden apreciar los olivos. / LV
Imagen del terreno, en el que se pueden apreciar los olivos. / LV
Jumilla

La plataforma Salvemos el Arabí alerta de que una finca podría estar abasteciéndose de un acuífero sobreexplotado

ÁNGEL ALONSO

La agricultura intensiva de regadío sigue ganando terreno en una comarca donde solo hay una vía de abastecimiento: los acuíferos del subsuelo. Esta situación preocupa a los agricultores que se han dedicado a la tradicional producción de secano. En los últimos meses, sobre este asunto se está volcando la plataforma Salvemos el Arabí y Comarca. Este colectivo denuncia la presunta transformación de una finca de secano a regadío, que está situada entre los términos municipales de Yecla y Jumilla. Se trata de unas 180 hectáreas que, al parecer, han sido recientemente convertidas en una plantación de olivos con la instalación de riego por goteo.

«El terreno fue conocido desde siempre por el cultivo de secano, principalmente cereal, y llegó a estar sin cultivar en la última década debido a proyectos de urbanizaciones privadas y campos de golf que la crisis se llevó», puntualizan fuentes de la plataforma.

Situada en el paraje del Ardal, la finca, equivalente a 180 campos de fútbol, se estaría abasteciendo de la masa de agua subterránea del acuífero Jumilla-Yecla-Villena al menos desde el pasado mes de noviembre. «Este acuífero, uno de los principales de la comarca, estaba ya, según los datos públicos de la propia Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) de 2016, con un índice de sobreexplotación de 2,65», según la plataforma. Añaden que «esta situación va en contra de la directiva marco de aguas, que fija como máximo el año 2027 para alcanzar un estado óptimo de equilibrio entre las extracciones y las recargas naturales de las aguas subterráneas».

Ante la Fiscalía

Salvemos el Arabí y Comarca presentó hace unos días un escrito ante la Confederación Hidrográfica del Segura, la Fiscalía de Medio Ambiente y el Consistorio de Jumilla solicitando que se abra un expediente para investigar las concesiones de agua que tiene dicha finca, de dónde se está abasteciendo, si respeta el perímetro de riego o si consume cantidades superiores a su concesión. Además, exigen que «se actúe consecuentemente y con diligencia ante cualquier irregularidad».

La CHS confirmó que dicho acuífero está declarado como sobreexplotado. «En la Comisaría de Aguas no tenemos constancia del escrito de la plataforma, pero eso no significa que no se haya presentado. Cuando lo veamos, determinaremos si hay que abrir un expediente de actuaciones previas», apuntan desde la CHS. «Habrá que estudiar si se trata de una comunidad de regantes que tiene derechos adquiridos previamente para extraer agua, o si no tiene esa concesión», añaden.

«Avisamos de que estamos vigilando nuestra comarca y de que esta no va a ser la única solicitud que hagamos en este sentido. No vamos a permitir que se cometan prácticas abusivas con todos los acuíferos de nuestra comarca sobreexplotados, siendo estos además la única fuente de abastecimiento que tenemos en el Altiplano», asegura la plataforma.

Temas

Jumilla

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos