La abstención del edil no adscrito Santos permite la aprobación del Presupuesto

GUSTAVO LÓPEZ

El Pleno aprobó el pasado lunes, con la abstención del concejal no adscrito, Benito Santos, los Presupuestos de 2018. Aunque al gobierno local del PSOE le faltaba al menos un voto para poder sacar adelante las cuentas, le sirvió dicha abstención, lo que inclinó la balanza al lado de la aprobación. La cantidad total del Presupuesto asciende a 20.237.393,19 euros

Tanto el PP como IU-Verdes anunciaron desde el principio del Pleno extraordinario su voto contrario. Tan solo el equipo de Juana Guardiola contaba con los diez apoyos del grupo municipal PSOE, insuficientes a priori, ya que para la mayoría absoluta son necesarios 11 concejales, por lo que el presupuesto salió adelante con el voto de calidad de la alcaldesa al producirse un empate a diez más la abstención. «Por responsabilidad», el concejal no adscrito se convirtió en la pieza fundamental para dar salida al nuevo Presupuesto.

Justificó su abstención en «la responsabilidad que exige el momento ya que de no aprobarse hoy este presupuesto, crearíamos un grave problema a decenas de asociaciones y colectivos que tienen asignados en este presupuesto casi 1,5 millones de euros en subvenciones y que no se podrían pagar, por lo que causaríamos un desastre en cadena», dijo Santos.

El que hasta hace tan solo unos meses fue miembro del grupo municipal de Izquierda Unida, denunció, no obstante, que «este presupuesto llegara tan tarde al pleno para su debate». Subrayó que «debía de haber entrado en vigor con el inicio de 2018 y no ahora, que ya hay demasiadas partidas al 50% de su ejecución».

Temas

Jumilla

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos