La Verdad

La alcaldesa dice que el proyecto de la gasolinera solo recibió dos alegaciones

La alcaldesa de Jumilla, Juana Guardiola, compareció ayer en rueda de prensa para contrarrestar la polémica vecinal que ha suscitado la construcción de una gasolinera en pleno casco urbano, en la confluencia de las avenidas de Levante y de Murcia. «Ha logrado todos los informes necesarios y todos han sido favorables», dijo la regidora sobre el proyecto para el que se solicitaron los primeros informes técnicos en enero de 2015.

El solar es propiedad de los promotores de la gasolinera, la calificación del suelo permite la instalación de este tipo de negocios y los informes califican esta actividad como «no contaminadora». Por todo ello, la regidora recordó que «conceder una licencia de actividad no es un acto caprichoso, sino que se trata de algo perfectamente reglado y conforme a ley, por lo que un empresario, cuando consigue cumplir con la normativa existente a este respecto, tiene todo el derecho a recibir los permisos pertinentes, ya que lo contrario sería prevaricar».

Guardiola quiso desmentir la acusación que hacen los residentes de la zona sobre la falta de información del proyecto. «En el expediente constan las notificaciones que se hicieron a los vecinos colindantes como marca la ley». También se publicó durante 20 días en el tablón municipal y se resolvieron las dos alegaciones presentadas. Por último y respecto a la preocupación por el peligro que entraña la estación de servicio, la alcaldesa dijo que «existe desde hace años una gasolinera frente a un colegio, que si representara un peligro ya se habría eliminado».