La Verdad

Urgente

El PSOE presenta una moción de censura contra Sánchez en la Asamblea

Aceite con mucha caridad

Juana Mulero, ayer, en la cocina de Cáritas en Jumilla.
Juana Mulero, ayer, en la cocina de Cáritas en Jumilla. / Siete Días
  • El Centro Integrado de Formación y Experiencias Agrarias entrega a Cáritas los 300 litros de 'oro solidario' provenientes de la finca La Maestra

La aceituna vuelve a convertirse en un fruto solidario en Jumilla. El Centro Integrado de Formación y Experiencias Agrarias (Cifea), dependiente de la Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente, hizo entrega ayer de 300 litros de aceite a la organización Cáritas. En concreto, irán a parar al servicio de comidas y cenas que la ONG católica mantiene especialmente dedicado a personas en extremas circunstancias, así como para la guardería infantil de la que también disponen.

Dicha producción de 'oro solidario' proviene de la recogida de la cosecha de olivos que el Cifea tiene en la finca La Maestra, del municipio, donde los alumnos realizan las clases prácticas en este cultivo.

El acto de entrega estuvo presidido por la directora general de Innovación Agroalimentaria, Juana Mulero, que estuvo acompañada por Pedro Martínez, director del centro formativo, y por Irene Crespo, secretaria de Cáritas Jumilla.

La responsable regional puso de manifiesto el compromiso social que mantienen e indicó que «nosotros realizamos este acto una vez al año, mientras que Cáritas trabaja día a día, por lo que estamos muy orgullosos y satisfechos de poder aportar nuestro granito de arena». En los mismos términos se pronunció el propio director del centro.

Entrega a Jesús Abandonado

Mulero también quiso resaltar que el pasado año Cáritas recibió un total de 500 litros de aceite y aunque este año la cifra ha sido menor, todas las partes agradecieron el donativo. La disminución en este caso se justifica porque durante la pasada Navidad se entregaron ya 150 litros a Jesús Abandonado y 175 litros a otras entidades benéficas que desempeñan su labor en Cieza.

Por último, Irene Crespo, en nombre de Cáritas, solo tuvo palabras de agradecimiento por esta colaboración solidaria, aunque tampoco se olvidó de recordar que durante el verano también recibieron la cosecha de peras del Centro de Formación y Experiencias Agrarias.