Más de 100.000 almas maceradas en vino en la Gran Cabagalta

El vino corrió a raudales por las principales calles de Jumilla y empapó al gentío como si se encontraran bajo un fuerte chaparrón morado./Alfonso Durán / AGM
El vino corrió a raudales por las principales calles de Jumilla y empapó al gentío como si se encontraran bajo un fuerte chaparrón morado. / Alfonso Durán / AGM

Las veinte peñas participantes repartieron 60.000 litros de caldo entre los asistentes, llegados de toda la geografía española

M. C. CAÑETE / G. LÓPEZJumilla

Las calles de la ciudad se tiñeron ayer de morado con los 60.000 litros de vino que repartieron las veinte peñas participantes en el desfile. La Gran Cabalgata del Vino de Jumilla, celebrada con motivo de las fiestas, movilizó a 100.000 personas llegadas desde todos los rincones de la geografía española. El festejo comenzó con el baño del mundo en la Fuente del Vino y acabó con el remojón vitivinícola de los asistentes: a tragos, incluso a cubazos.

El vino, ese líquido elemento que identifica a Jumilla en cualquier lugar, fue el gran protagonista. A pesar de que este divertido y espectacular evento se inició a las 19 horas, mucho antes ya había cientos de personas en la calle para ambientarse en la fiesta. Los grandes beneficiados de la gran afluencia de turistas que se registró en la localidad fueron los hosteleros.

El desfile partió desde la avenida de Reyes Católicos y discurrió por la avenida de Murcia hasta llegar a la calle principal, Cánovas del Castillo, por donde siguió hacia las calles Valencia, Reyes Católicos y Juan XXIII. La última parada fue la avenida de Levante. A lo largo de este itinerario de más de tres horas, Jumilla fue un hervidero de música, alegría, diversión y mucho, mucho, muchísimo vino.

La Peña El Majuelico ha sido la ganadora de la Cabalgata Infantil y la Peña La Bodeguica, de la Cabalgata Tradicional La federación sigue trabajando para lograr que las fiestas sean declaradas de Interés Turístico Nacional

Como manda la tradición, los participantes comenzaron con sus ropas blancas y acabaron con las prendas teñidas en color morado. Entre los asistentes hubo de todo, desde los que acudieron con todo tipo de complementos, como gorros y pelucas, hasta quienes iban disfrazados como si se tratase de carnavales.

Las gafas fueron el accesorio más repetido, bien en su variante de sol o modelo acuático, para protegerse del vino que prácticamente llovía del cielo y de todos los rincones por los que pasó la comitiva.

Al ritmo de la música, desde lo más actual a lo más castizo, la gente alternaba los bailes con el lanzamiento del líquido del dios Baco. Todo ello bajo la atenta mirada del centenar de efectivos de Policía Local, Guardia Civil, Protección Civil y Cruz Roja que participaron en el dispositivo de seguridad más importante de todo el año en la localidad. De hecho, trabajaron de forma coordinada tres concejalías: Festejos, Seguridad Ciudadana y Servicios.

La alcaldesa de Jumilla, Juana Guardiola, destacó que la Gran Cabalgata del Vino «representa uno de los momentos más importantes de las fiestas patronales y, por supuesto, de la Fiesta de la Vendimia». La regidora calificó de «éxito» el evento. Tal adjetivo llenó de orgullo a la Federación de Peñas de la Fiesta de la Vendimia, organizadora de la Gran Cabalgata del Vino. Los peñistas recordaron que «seguimos trabajando en el expediente que pretende lograr que estas fiestas sean declaradas de Interés Turístico Nacional».

Desde la organización se esfuerzan año tras año para que periódicos, televisiones y radios de todo el país se hagan eco de esta gran batalla del vino, en la que se homenajea al eje principal de la economía jumillana.

El presidente de la Federación de Peñas de la Fiesta de la Vendimia, Francisco Javier Vázquez, agradeció «la enorme participación con la que han contado en todos los actos». También hizo especial hincapié «en el esfuerzo de la veintena de peñas participantes». Llegado a este punto, Vázquez aprovechó para «felicitar» a la Peña El Majuelico, por haber resultado ganadora de la Cabalgata Infantil, y a la Peña La Bodeguica, que fue la galardonada de la Cabalgata Tradicional.

Bajada de la Asunción

La programación festera llegará hoy a su punto y final. A partir de las ocho de la mañana se celebrará la misa de despedida y bajada de la imagen de la Virgen de la Asunción, patrona de Jumilla, hasta su morada habitual, la Ermita de San Agustín.

Por la noche, a las 22 horas, en el jardín del Rey don Pedro, habrá una actuación de copla, con Auxi y Fran Botía, y a las 00.30 horas llegará el turno del castillo de fuegos artificiales, con el que se despide la feria hasta el próximo año. La concejal de Festejos, María Pilar Martínez Monreal, avanzó que mañana convocará una rueda de prensa para hacer balance de las fiestas y dar todos los datos de asistencias médicas y del dispositivo de seguridad.

Fotos

Vídeos