Juguetes y bebidas acaparan la mayoría de actas abiertas por Consumo

Una tienda de juguetes. / J. P. Reina

Los inspectores retiraron del mercado unas 3.000 muñecas que poseían productos químicos no autorizados

LA VERDADMURCIA

La Inspección Regional de Consumo realizó durante los primeros seis meses del año un total de 629 inspecciones, controlando más de 500.000 unidades de diferentes productos, y fueron los juguetes y las bebidas los que presentaron mayores problemas por no cumplir con la normativa vigente, según informó ayer la Consejería de Empleo.

Los técnicos de la Inspección de Consumo controlaron los artículos de tres grandes categorías: juguetes, productos industriales y alimentos, y levantaron un total de 102 actas por algún tipo de deficiencia. Una de las categorías de productos en las que más actas se levantaron fue la de los juguetes. Los técnicos detectaron rifles de juguete cuya principal deficiencia era que el nivel acústico no cumplían con la normativa, así como punteros láser que entrañaban peligro, por lo que se procedió a su destrucción.

La Consejería procedió también a la retirada del mercado de unas 3.000 muñecas al descubrirse que tenían presencia de niveles altos de Ftalatos, unos compuestos químicos principalmente empleados como plastificadores.

También se encontraron deficiencias en vinos y licores por sus condiciones de venta, y en productos industriales, por lo que se inspeccionaron y retiraron termos con presencia de amianto, guantes de seguridad cuya protección real era inferior a la declarada y perfumes que carecían de etiquetado, entre otros productos.

Por último, en la categoría de alimentación, se inmovilizaron más de 10.000 latas de refresco por no ir etiquetadas en español, así como 60.000 kilos de pescado congelado cuyo peso escurrido era incorrecto, según la Comunidad.

El director general de Consumo, Comercio y Simplificación Administrativa, Francisco Abril, destacó que «desde el Gobierno regional velamos para que los murcianos puedan consumir productos de manera segura. Para ello se trabaja de manera continuada en la revisión de miles de artículos de cara a evitar que aquellos que no cumplen con las debidas garantías lleguen a los ciudadanos».

Fotos

Vídeos