José María Roldán: «Lo que podemos pedirles a los políticos es que reduzcan la incertidumbre al máximo»

José María Roldán se dirige al público del Foro Nueva Murcia, ayer por la mañana./Nacho García / AGM
José María Roldán se dirige al público del Foro Nueva Murcia, ayer por la mañana. / Nacho García / AGM

El presidente de la Asociación Española de Banca, lamenta el «grado de presión que ejercen las autoridades sobre este sector»

Daniel Vidal
DANIEL VIDALMurcia

«La incertidumbre política es muy dañina porque retrasa la toma de decisiones de los agentes económicos, que consideran óptimo esperar a que desaparezca esa incertidumbre; lo que podemos pedirles a los políticos es que reduzcan la incertidumbre al máximo». En estos términos se expresó ayer el presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, durante su intervención en el Foro Nueva Murcia, en la que aseguró que «lo mejor que le puede pasar a un país es tener un sector bancario fuerte que pueda financiar la creación de riqueza, y ese es el mensaje que debemos trasladar al mundo político, sea del color que sea». La conferencia de Roldán fue introducida primero por el presidente del Grupo Fuertes, Tomás Fuertes, y después por el consejero ejecutivo de Bankia y expresidente de BMN, Carlos Egea, quien destacó la «excelencia profesional» del protagonista de la mañana, acompañado en el Real Casino de Murcia por destacados representantes del ámbito empresarial, político y social de la Región. Entre ellos, el consejero de Hacienda de la Comunidad, Fernando de la Cierva; los diputados del PP en la Asamblea Regional, Víctor Manuel Martínez y Juan Guillamón, y de Ciudadanos, Miguel López-Morell; el presidente del Consejo Jurídico de la Región, Antonio Gómez Fayrén; y el presidente de Proexport, Juan Marín.

Refiriéndose a la fragmentación del espectro político, Roldán aseguró que personalmente prefiere «la situación de España a la de otros países del entorno, donde han crecido movimientos antieuropeístas y xenófobos». Señaló el ejemplo de Holanda o Dinamarca, «donde esa fragmentación política sí es compatible con la defensa de las instituciones y de los intereses comunes. Prefiero ser holandés a italiano», ironizó.

Tres claves

Mercado exterior:«La globalización está en duda»
José María Roldán dejó claro ayer que «hay que estar atentos a China como primera economía mundial; en términos absolutos, es cuestión de tiempo que supere a Estados Unidos». Aseguró que estamos en un nuevo entorno en el que la globalización «está en duda», con una «nueva moral y nuevos valores éticos».
Más fusiones: «No se pueden descartar»
El presidente de la AEB aseguró que a día de hoy «no se pueden descartar más fusiones bancarias, como no las descarta el Banco de España». Sin embargo, también dijo que, si las hubiera, el nivel de competencia en el sector «está garantizada» porque «la competencia forma parte de nuestro ADN».
Regulaciones: «Se dan momentos marcianos»
Roldán se mostró crítico con regulaciones «de 7.000 páginas tremendamente exigentes» que dan lugar a «momentos marcianos entre el agente bancario y el cliente» por ser «muy artificiosas». También lamentó los 'baños de oro' a las normativas europeas que «coartan la integración con los mercados europeos».

José María Roldán, recién reelegido en un cargo que ocupa desde abril de 2014, fue durante 13 años director general de Regulación y Estabilidad Financiera del Banco de España -donde no había «conexión a internet» cuando llegó en el año 2000- y actualmente también es vicepresidente de la Federación Bancaria Europea (EBF). Anteriormente, fundó y fue primer presidentes del Comité Europeo de Supervisores. Con esta carta de presentación, Roldán dio un hondo, magistral y ameno repaso a muchos de los temas que más afectan a día de hoy a un sector vital para la economía, en cuya recuperación influye de manera determinante «una posición fuerte del sector. Si estamos fuertes, somos capaces de financiar ese proceso de recuperación económica». Además, Roldán se refirió al «papel fundamental» de la banca para la pequeña y mediana empresa a la hora de abrirse al exterior. Y «cuando España se abre al exterior le va bien», dijo, añadiendo que ese papel de la banca está basado también en «la creación de empleo». Además, «cuanto más fuerte sea el sector, mejores serán las condiciones de financiación», apuntó el presidente de AEB.

Señaló el «potencial enorme de las nuevas tecnologías», pero también los «riesgos que plantean los nuevos desafíos»

Refiriéndose a la revolución digital, que afecta «a todos los sectores productivos y a todos los aspectos de nuestra vida» y que también toca de lleno al sector bancario, Roldán reconoció el «potencial enorme» de las nuevas tecnologías, pero también los «importantes riesgos que plantean los nuevos desafíos». Admitió que estamos en «un nuevo entorno impulsado por la crisis que hemos vivido, un entorno con tolerancia cero hacia cualquier problema con nuestros clientes». Aseguró que «la penetración de la banca 'online' es mayor en usuarios de mayor edad», y dijo que se trata de una revolución «brutalmente efectiva» por dos motivos fundamentales: «la disponibilidad de nuevas tecnologías y el hecho de que son nuestros clientes quienes nos están pidiendo cambiar la relación que tenemos con ellos». Clientes a los que, por cierto, «debemos ser capaces de acompañar con servicios financieros durante toda su vida: tarjetas de crédito, hipotecas, créditos empresariales si los necesita...».

Un 40% menos de oficinas

Preguntado por el director de 'La Verdad, Alberto Aguirre, José María Roldán también se refirió a la reducción de sucursales bancarias, sobre todo en el ámbito rural, y cifró en un 40% el descenso de oficinas en todo el territorio nacional en los últimos diez años, en muchos casos por una cuestión de eficiencia derivada de la crisis, que también propició una «concentración bancaria enorme en España, pasando de 45 a 13 entidades» en los últimos años, según sus propias cuentas. Eso sí, también aseguró que España es uno de los países de la Unión Europea con «menor exclusión financiera». «Yo soy de Teruel, donde hay menor densidad de población que en Laponia», subrayó para poner en valor que «las soluciones a este tema también deben llegar desde el mundo digital, utilizando las nuevas tecnologías como elemento de compensación», señaló Roldán. De hecho, puso como ejemplo que «la bancarización en algunos países de África se está llevando a cabo gracias a los teléfonos móviles», sin pasar por la fase de la implantación de oficinas. De no tener sucursal en muchos kilómetros a la redonda, a tenerla en la palma de la mano.

También aprovechó Roldán para colocar al sector como referente en la protección de datos de los clientes, una labor que las entidades españolas han desarrollado de manera «intachable» en estos años. «Otros sectores tienen mucho que aprender de la banca en lo que se refiere a la confidencialidad del cliente», señaló Roldán, quien añadió que «muchas veces no somos conscientes del grado de presión que ejercen las autoridades sobre este sector». Hizo alusión a los miles de operadores 'fintec' que han entrado en el mercado, a los que la banca ve «como competidores, pero también como colaboradores». Según Roldán, el sector de la banca «está preparado para competir en este mundo». Solo pidió «competir en las mismas condiciones, con las mismas exigencias».

Para el presidente de AEB, «medio ambiente, sostenibilidad de la economía, elementos sociales y elementos de la gobernanza de la empresa» son los ejes principales sobre los que girará el sector en los próximos años. Valores que, entre otros factores (como la influencia de las nuevas tecnologías), están permitiendo «mejorar la rentabilidad», aunque «aún no al nivel exigido por nuestros accionistas».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos