Jódar asume parte de las peticiones del personal para asegurar el futuro del Imida

Francisco Jódar
Francisco Jódar / Javier Carrión / AGM

El consejero anuncia un director para septiembre, pero no se compromete a sacar a concurso nuevas plazas de investigadores y personal técnico para reducir la temporalidad

Julián Mollejo
JULIÁN MOLLEJOMurcia

Los trabajadores del Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario (Imida) abandonaron el lunes el despacho del consejero de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, Francisco Jódar, con una sensación agridulce. Consiguieron que el consejero asumiera la resolución de parte de los problemas que amenazan el futuro del principal centro de investigación agraria de la Región, pero no lograron un compromiso preciso para reducir la alta temporalidad existente entre el personal, lo que resta competitividad al instituto.

«El consejero se mostró muy receptivo, pero necesitamos soluciones ya para evitar la debacle», declaró a 'La Verdad' Benjamín García, investigador y miembro de la junta asesora del Imida que se entrevistó con Francisco Jódar.

El consejero aceptó acabar con uno de los problemas que arrastra el centro desde hace tres años: el nombramiento de un director. Jódar anunció que el nombramiento se producirá en septiembre.

La junta asesora del centro considera «imprescindible para evitar la debacle» la creación de 48 plazas

También se comprometió a trabajar para garantizar la disponibilidad de ayudas europeas y así dar continuidad a los actuales proyectos financiados con fondos Feder que concluyen en 2019 y a los contratos de los investigadores vinculados a ellos.

Actividad fundamental

Sin embargo, en la reunión no se ofrecieron garantías para acabar con la precariedad laboral que afecta a un 40% de la plantilla del Imida. «Esta situación merma nuestra competencia -explicó Benjamín García, jefe de departamento del instituto-, porque la mayoría de las convocatorias de ayudas penalizan la falta de estabilidad de los contratos de los investigadores, ya que lo consideran un riesgo para el cumplimiento del proyecto».

La junta asesora del Imida, compuesta por los jefes de departamento, el gerente y representantes de los trabajadores del centro, propuso al consejero la creación de 48 plazas de investigadores y personal técnico, lo que representa unos dos tercios del actual personal eventual. «Esta petición, lamentablemente no fue asumida», según explicó en un comunicado la junta asesora, que considera esta demanda «imprescindible para evitar la debacle» del centro.

La Consejería recordó ayer que en la próxima oferta pública de empleo de la Comunidad figuran dos plazas en el Imida, y que habrá más en futuras oposiciones.

Fuentes de la Comunidad Autónoma indicaron que el consejero de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca se mostró de acuerdo con todas las reivindicaciones de los trabajadores, a los que aseguró que a partir de septiembre se irán solucionando progresivamente las inquietudes presentadas, ya que el Imida y su actividad es «fundamental» para la Región de Murcia.

Fotos

Vídeos