San Javier y Murcia registraron la temperatura más alta de la Península en el mes de diciembre

Una bañista pasea este jueves con su mascota por la playa de la Llana, en San Pedro del Pinatar. /Martínez Bueso
Una bañista pasea este jueves con su mascota por la playa de la Llana, en San Pedro del Pinatar. / Martínez Bueso

Los termómetros llegaron el día 29 hasta los 24,2 grados en ambos municipios

EFEMadrid

El pasado mes de diciembre presentó un carácter frío, con una temperatura media sobre España de 7,6 grados centígrados, y fue en su conjunto normal en cuanto a precipitaciones, con una media de 65 litros por metro cuadrado.

Según informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), los termómetros marcaron en diciembre 0,4 grados centígrados menos que la media de este mes para el periodo de referencia 1981-2010, lo que le sitúan como el séptimo más frío en lo que llevamos de siglo XXI y el vigésimo segundo más frío desde 1965.

Más

Por territorios, diciembre fue muy frío en amplias zonas de Andalucía, este de Castilla-La Mancha, Cataluña, Aragón y Navarra, fue frío o normal en el resto de la península y entre frío y muy frío en ambos archipiélagos.

Las temperaturas máximas fueron normales, 0,2 grados centígrados por encima de la media, mientras que las mínimas se quedaron 1,2 grados por debajo, con lo que la oscilación térmica diurna fue 1,4 grados centígrados superior a lo normal de diciembre.

Las más elevadas se dieron en Lanzarote/aeropuerto, con 25,2 grados el día 31; Tenerife Sur/aeropuerto, con 25,1 también el día 31, y Santa Cruz de Tenerife, con 24,9 grados el día 1, mientras que en la península los valores más altos se marcaron en Murcia y San Javier/aeropuerto, con 24,2 grados el día 29, y en Alicante, con 24 grados el día 30.

En cuanto a las temperaturas mínimas, los valores más bajos se observaron durante la primera semana de diciembre, con -12,5 grados centígrados en Molina de Aragón el día 6, -9,2 en el Puerto de Navacerrada el día 3 y -8,4 grados en Salamanca/aeropuerto el día 2.

En cuanto a las lluvias, estuvieron muy desigualmente repartidas, ya que en áreas de la vertiente mediterránea, valle del Ebro y sur de Tenerife no se superaron los 10 litros por metro cuadrado, mientras que en gran parte de la franja norte peninsular se superaron los 150 litros y los 400 en puntos de Galicia y Cantabria.

Así, las precipitaciones fueron superiores a lo normal en Galicia, regiones cantábricas, Navarra, noroeste y norte de Castilla y León, Pirineo occidental y central, oeste de La Rioja, Granada y este de Castilla-La Mancha, así como en Menorca y norte de Gran Canaria, y duplicaron los valores normales en un área que abarca el norte de Cantabria y noroeste del País Vasco.

Por el contrario, en el resto del territorio las precipitaciones fueron inferiores a lo normal, hasta un 50 por ciento menos en la vertiente mediterránea, en Andalucía occidental, centro y sur de Aragón, norte de Extremadura, zonas de Palencia, Toledo y Madrid, Ibiza y sur de Canarias.

Y en gran parte de Cataluña, este de Aragón, Comunidad Valenciana, Murcia, provincias de Almería y Málaga, isla de la Gomera y sur de Tenerife y Gran Canaria, las precipitaciones no alcanzan ni el 25 por ciento de los valores normales.

El paso de la borrasca Ana los días 10 y 11, con lluvias que se extendieron a todo el territorio, y de la borrasca Bruno, entre los días 26 a 28, que afectó a gran parte del área peninsular y a Baleares, fueron los eventos más importantes en cuanto a precipitaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos