«El jardín botánico de Murcia fue considerado de los mejores del país»

José Pedro Marín Murcia.
José Pedro Marín Murcia. / N. García / AGM

José Pedro Marín. Amigos del Jardín Botánico

Antonio Botías
ANTONIO BOTÍASMurcia

Llevan cinco años, pero su labor no ha pasado desapercibida, al menos para quienes aman la naturaleza y la historia. Porque los Amigos del Jardín Botánico de Murcia, entre los que se encuentra José Pedro Marín Murcia, bregan por devolverle a ese espacio el esplendor que tuvo antaño. No en vano, en ese lugar se conservan aún ejemplares con un siglo de existencia, junto a otros de gran interés para la ciencia.

-¿Cómo surgió la idea de recuperar el jardín botánico de Murcia?

-Este espacio educativo fue considerado como uno de los mejores del país y todavía conserva algunos de los ejemplares que sirvieron para la enseñanza de la botánica. Para nosotros era crucial poner en valor el lugar y recuperar algunos parterres para su uso divulgativo.

-¿Tan mal ha sido tratado en las últimas décadas?

-El jardín ha visto reducida su superficie verde y cada vez ha ido a más su uso como recinto ferial, siendo ocupado durante mucho tiempo entre fiestas, montaje y desmontaje. Se ha llegado a un punto crítico y parece que el traslado de festejos incompatibles está en la agenda política.

-¿Quiénes participan en este novedoso proyecto?

-Desde 2012, los amigos del botánico, que somos a su vez voluntarios de la Universidad de Murcia, mantenemos una colección de plantas autóctonas y otra de medicinales. Para ayudar a la identificación, el Ayuntamiento de Murcia nos facilitó carteles que se colocaron al lado de cada ejemplar, así como el espacio y la ayuda técnica.

-¿Qué especies destacaría?

-En el parterre se ha tratado de incorporar especies representativas de diferentes ambientes de la Región, así como flora silvestre protegida de interés especial, como el palmito, el rusco, el saúco, el madroño o el serbal. También vulnerables, como el arto, la sabina mora o el cornical. O en peligro, como la esparraguera del Mar Menor, e incluso extinguida como el boj balear.

-¿Se han perdido muchas desde los orígenes del jardín?

-A finales de siglo XIX y principios del XX el jardín tenía invernaderos para plantas tropicales y recibió plantas y semillas del Jardín Botánico de Madrid y del de Valencia. De aquellos tiempos sólo quedan unos pocos ejemplares originales y la puerta del recinto.

-¿Cuáles son los objetivos?

-En concreto, poner en uso parterres para la enseñanza de la botánica y rescatar la memoria de los profesores del instituto que desarrollaron sus prácticas en este recinto, como José Echegaray Lacosta, Ángel Guirao y Francisco Cánovas Cobeño.

-¿De dónde sacan las plantas para la repoblación?

-Son donaciones de la Asociación de Naturalistas del Sureste y de los Viveros de flora autóctona Muzalé. Y también instituciones científicas: el Banco de Germoplasma de la Universidad Politécnica de Cartagena, la Oficina de Impulso Socioeconómico del Medio Ambiente de la Región y grupos de investigación de la UMU.

-¿Podemos encontrar alguna planta especial?

-Durante el curso 2016/17 se ha incorporado una pequeña colección de plantas micorrizadas en colaboración con el grupo de investigación de Micología del departamento de Botánica de la UMU. Y durante el curso 2015 se naturalizaron algunos ejemplares del garbancillo de Tallante, del que se obtuvieron 67 frutos que fueron entregados al Proyecto LIFE Conservastratragalus-MU.

-¿Cree que los murcianos somos conscientes del valor de ese espacio público?

-La historia del jardín botánico del Instituto Provincial es desconocida para el gran público. Los jardines botánicos se consideran museos vivos por las plantas que atesoran, clasificadas y ordenadas conforme a criterios científicos, estéticos y educativos. Son además un atractivo en Madrid, Málaga o Tenerife.

-¿Qué próximas acciones de divulgación prepara?

-A nivel de comunicación, las XI Jornadas de Institutos Históricos que celebra el IES Alfonso X. Presento una ponencia sobre el proyecto y la investigación que realicé en mi tesis sobre el jardín. Y ya estamos preparando la campaña para el año que viene, que arrancará en septiembre con la vista puesta en la Feria de la Ciencia.

Fotos

Vídeos