Investigan si una colilla causó un fuego que se cobró la vida de una mujer

Familiares de la fallecida y miembros de la Policía Nacional asisten al levantamiento del cadáver./Javier Carrión / AGM
Familiares de la fallecida y miembros de la Policía Nacional asisten al levantamiento del cadáver. / Javier Carrión / AGM

La víctima, que estaba impedida, pereció en su casa de Los Garres, y su hija y su nieto, de 12 años, resultaron heridos al tratar de rescatarla

Alicia Negre
ALICIA NEGREMurcia

En la calle de la Inmaculada, en la pedanía murciana de Los Garres, reinaba ayer el silencio. Una vecina de este pequeño conglomerado de casas, muy cercano a la sierra, perdió la vida a primera hora de la mañana al quedar atrapada en el incendio de su casa.

El fuego se originó, en apariencia, en la habitación, concretamente en el colchón, en el que dormía la mujer, de 58 años e impedida. «Ella no podía salir de casa. Hacía mucho tiempo que no la veíamos», explicó una vecina. Según precisaron fuentes de la investigación, las primeras hipótesis apuntan a que la colilla de un cigarro podría haber causado las llamas que se adueñaron del colchón y, posteriormente, de toda la estancia, pero la Policía Nacional está pendiente aún de realizar una inspección ocular, una vez que se enfríe la vivienda, para aclarar las causas de este trágico incendio.

El fuego se originó, según Emergencias, poco antes de las siete de la mañana. Fuentes cercanas a la investigación explican que el marido de la fallecida se marchó temprano para ir a trabajar y en el domicilio quedó su esposa, junto a la hija de ambos, de 32 años, y a un nieto, de 12 años.

«La chiquilla ha salido de la casa negra del humo y gritando '¡mi madre, mi madre!'», contaba una vecina

Apenas diez minutos antes de las siete de la mañana, la centralita del 112 recibió varias llamadas de vecinos que, desesperados, alertaban de que salía fuego por la ventana de uno de los edificios. Hasta la zona se trasladaron trece efectivos del Servicio de Extinción y Salvamento (SEIS) del Ayuntamiento de Murcia con tres vehículos, que comenzaron a trabajar rápidamente en la extinción del fuego. También se desplazaron al lugar efectivos del Cuerpo Nacional de Policía que se hicieron cargo de la investigación del suceso.

Un agente atendido

Una patrulla de la Policía Local de Murcia se acercó inicialmente al lugar del incendio al recibir la alerta y uno de sus agentes trató, en vano, de adentrarse en la vivienda para rescatar a la mujer. Según pudo saber 'La Verdad', la fuerza de las llamas le impidió avanzar y tuvo que ser atendido por inhalación de humo.

También la hija y el nieto de la fallecida batallaron para tratar de rescatar a la mujer y evitar la tragedia. «La chiquilla ha salido de la casa negra del humo», explicaba una vecina, «gritaba 'mi madre, mi madre'». Ambos tuvieron que ser trasladados al Hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia con lesiones que, según precisó Emergencias, en principio no revestían gravedad. Fuentes del centro hospitalario explicaron a Europa Press que ambos habían ingresado por Urgencias -el niño en el área de Infantil- y que se encontraban estables y en observación.

Cuando los bomberos lograron llegar hasta el dormitorio, la mujer ya había fallecido. Tras el levantamiento del cadáver, en torno a las 11 horas, la Policía Nacional precintó el cuarto donde se originaron las llamas para practicar más pruebas de investigación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos