La invasión del antibiótico

El Colegio de Farmacéuticos lanza una campaña para concienciar contra el abuso de antibióticos/J. C Caval/ AGM
El Colegio de Farmacéuticos lanza una campaña para concienciar contra el abuso de antibióticos / J. C Caval/ AGM

El Colegio de Farmacéuticos lanza una campaña para concienciar contra el abuso en el consumo y recuerda que solo pueden venderse con receta

MINERVA PIÑEROMURCIA

En 1945, año en el que fue nombrado Premio Nobel de Medicina por el descubrimiento de la penicilina, Alexander Fleming anunció al mundo que «existe el peligro de que un hombre ignorante pueda fácilmente aplicarse una cantidad insuficiente de antibióticos, y al exponer a los microbios a una cantidad no letal del medicamento, los haga resistentes». Siete décadas después, el uso inadecuado y descontrolado de los mismos se ha convertido en un reto mundial y encabeza la lista de problemas a los que se enfrentan el Colegio Oficial de Farmacéuticos de la Región y los profesionales sanitarios. El mal uso de los antibióticos provoca en Europa 25.000 muertes al año, 400.000 infecciones y 2,5 millones de días adicionales de hospitalización, con los respectivos costes derivados de la atención sanitaria, que superan el millón de euros, según Isabel Tovar, presidenta de la entidad farmacéutica.

Para concienciar a los pacientes de la gravedad del asunto y celebrar el Día Europeo del Uso Prudente de los Antibióticos por segundo año consecutivo, ayer se dio el pistoletazo de salida a una campaña informativa, inaugurada en el Colegio de Farmacéuticos, durante la que se distribuirán más de 33.0000 folletos y 1.400 carteles informativos en la Región.

Tovar, acompañada por el presidente del Colegio de Podólogos, Francisco Javier Serrano; el presidente del Colegio Oficial de Veterinarios, Fulgencio Fernández; la presidenta del Colegio Oficial de Médicos, Isabel Montoya; y la directora general de Planificación, Investigación, Farmacia y Atención al Ciudadano, María Teresa Martínez, representantes de los organismos que han desarrollado la campaña, alertó, preocupada, de que «la población española ha perdido el miedo a los antibióticos y piensa que son tan buenos que sirven para todo, pero tiene que empezar a despertarse».

España es el segundo país de la Unión Europea donde más se prescriben, superado solo por Malta

La dependencia de los españoles de esos medicamentos es tal que el país ocupa el segundo puesto en el pódium por la cantidad de antibióticos recetados dentro de la Unión Europea, siendo Malta quien se cuelga la medalla de oro. En Estados Unidos este abuso también se ha convertido en un quebradero de cabeza, ya que «23.000 personas mueren por infecciones causadas por bacterias resistentes, generadas por el mal uso de los antibióticos, y se han registrado, aproximadamente, 440.000 nuevos casos de tuberculosis», según los datos expuestos por Montoya.

Evitar recurrir a los antibióticos para curar enfermedades producidas por virus, como la gripe y el resfriado, cumplir la posología especificada por el médico y no consumir las dosis sobrantes de los tratamientos y depositarlas en los puntos 'Sigre' de las farmacias para su correcta destrucción son algunos de los consejos que promueve la campaña. Concienciados los pacientes, el farmacéutico también debe jugar su inequívoco papel, y dispensar solo los medicamentos si el usuario dispone de una receta médica oficial prescrita, en caso de contener antibióticos, por médicos, dentistas o podólogos.

Junto a la salud humana, la veterinaria también se encuentra en el punto de mira. «A los animales hay que tratarlos con medicamentos. Cuando enferman, baja la producción y, como consecuencia, los alimentos diminuyen. La sociedad puede estar tranquila porque existe un periodo de espera para que no llegue el producto con residuos de antibióticos a los consumidores, pero no se puede garantizar que no haya agentes resistentes que no pasen a la cadena alimentaria», advirtió el presidente del Colegio Oficial de Veterinarios de la Región. Por este motivo, la entidad emitirá recetas electrónicas que controlarán la aplicación del antibiótico. «Los veterinarios nos hemos comprometido a hacer diagnósticos certeros y tratamientos adecuados», comentó Fernández.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos