Cazan en 24 horas a una veintena de conductores profesionales bajo los efectos de las drogas

Los agentes de la Benemérita realizando una prueba./Guardia Civil
Los agentes de la Benemérita realizando una prueba. / Guardia Civil

Uno de ellos se dedicaba al transporte de mercancías peligrosas y, tras haber consumido cocaína, llevaba un vehículo articulado de 40 toneladas cargado de propano con destino a Las Torres de Cotillas

LA VERDADMurcia

La Guardia Civil de la Región de Murcia desarrolló una jornada de intensificación para el control de vehículos de transporte de mercancías, con la finalidad de detectar aquellas conductas que afectan directamente a la Seguridad Vial, como son la conducción bajo efectos del alcohol o las drogas, tiempos de conducción y descanso y otras infracciones graves, dadas las consecuencias que, en caso de accidente, producen estos vehículos pesados.

Además de la vigilancia habitual del tráfico y auxilio en carretera, agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil en la Región de Murcia intensificaron los servicios encaminados al control de estos conductores profesionales durante 24 horas, desde las 6.00 del día 2 a las 6.00 del día 3 de noviembre de 2017, tratando de controlar todas las rutas principales del sector del transporte.

Durante el desarrollo de la campaña fueron controlados 235 vehículos de transporte de mercancías, arrojando 19 de sus conductores (un 8,08%) resultado positivo en las pruebas de detección de drogas (6 cocaína, 12 en THC y 1 simultáneamente en Cocaína-THC), por lo que fueron denunciados ante la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia, por una infracción al artículo 14 de la vigente Ley de Seguridad Vial, al conducir un vehículo con presencia de drogas en el organismo, hecho que tras la última reforma normativa está sancionado con una multa 1.000 euros y la pérdida de 6 puntos de su permiso de conducción.

También se impusieron 48 denuncias relativas a materia de transporte, entre las que destacan las de exceso de tiempos de conducción o aminoración del descanso, por el peligro que comportan, a la vez que se detectaban 7 infracciones relacionadas con la Ley de Seguridad Vial.

Cabe destacar que, de entre los 19 conductores que circulaban con presencia de drogas en el organismo, uno de ellos se dedicaba al transporte de mercancías peligrosas que, tras haber consumido cocaína, conducía un vehículo articulado de 40 toneladas cargado de propano y fue interceptado en el Km. 630 de la autovía A-7, proveniente de Almería y con destino en las Torres de Cotillas.

Junto a la campaña realizada el pasado mes de octubre, donde se interceptaron en una semana a 12 conductores profesionales denunciados por presencia de drogas en el organismo, la Agrupación de Tráfico está manteniendo ese esfuerzo operativo para detectar este tipo conductas, como prioridad para el mantenimiento de la seguridad vial, dado el peligro real que comportan para la circulación en caso de accidente en el que estén implicados estos vehículos pesados.

Fotos

Vídeos