Los intentos de rebajar la pensión de los hijos vuelven a repuntar este año

Murcia es la región en la que más aumenta la modificación no consensuada de estas medidas

Alicia Negre
ALICIA NEGREMurcia

La situación se repite una y otra vez ante el estrado. El padre de un menor trata de convencer al juez de su incapacidad para pagar la pensión alimenticia que se fijó, en su día, para este -de unos 250 euros-. En aquel momento, relata, se ganaba la vida con cierta holgura y podía asumir ese pago. La crisis, sin embargo, ha sido implacable y, a día de hoy, aunque hace algunos trabajillos de vez en cuando, lleva ya muchos meses en el paro, malviviendo con la ayuda de 426 euros.

Esta es solo la historia que esconde uno de los asuntos estudiados recientemente por la Audiencia Provincial de Murcia -la Justicia rebajó la pensión a 190 euros-. Un caso particular, pero que, a fuerza de reiterarse, se ha convertido en el día a día en los juzgados de Familia de la Región. En los últimos años, según los datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), se han disparado en estos órganos los procedimientos de modificación de medidas -estos permiten variar las condiciones fijadas en una sentencia anterior de divorcio siempre que se acredite un cambio real en las circunstancias personales o económicas-.

1.248
modificaciones de medidas aprobaron el pasado año los juzgados de la Región.
340
de esas modificaciones vieron la luz en el primer trimestre de 2018.
disoluciones matrimoniales por cada 10
000 habitantes registra la Región, por encima de la media.
928
parejas se han divorciado o separado en lo que va de año.

Desde el comienzo de la crisis estos procedimientos aumentaron exponencialmente. Si en 2007 los jueces de Familia acordaron 461 de estas modificaciones de medidas en la Región, el pasado año, una década después, estos se elevaban ya a 1.248. En el primer trimestre del año, además, este tipo de peticiones volvieron a registrar un nuevo impulso, pasando de 294 en el primer trimestre de 2017 a 340 entre enero y marzo de este año. El incremento es de más de un 15%, de acuerdo a los últimos datos recabados por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

La gran mayoría de estas modificaciones, en muchos casos rebajas de las pensiones alimenticias, se producen por imposición del juez ante una falta de consenso entre los progenitores. De acuerdo a los datos del CGPJ, de las 1.248 modificaciones registradas por los juzgados de Familia murcianos el pasado año solo 281 contaron con el consenso de ambas partes. En el primer trimestre de este año hubo 82 consensuadas frente a 258 en las que se tuvo que acatar la decisión del juzgado. En el caso de las medidas no consensuadas, el incremento entre enero y marzo fue de un 9,8%.

La estadística que el Poder Judicial hizo ayer pública también pone de relieve que Murcia registró, en el primer trimestre del año, 6,3 disoluciones matrimoniales por cada 10.000 habitantes. Con esa tasa, la Región se sitúa por encima de la media nacional, junto a la Comunidad Valenciana, Cataluña, Canarias, Asturias, Navarra y Castilla-La Mancha. La otra cara de la moneda la conforman regiones como Galicia, Castilla y León y el País Vasco, donde la ruptura de los matrimonios es menos usual.

Entre enero y marzo, 928 parejas decidieron poner fin a su vida en común en la Región. La gran mayoría de ellas optaron por el divorcio. De acuerdo a los datos del Consejo, el 55,2% de las parejas lograron ponerse de acuerdo y firmar un divorcio consensuado. Murcia se colocó, no obstante, como la segunda comunidad del país en la queaumentaron los divorcios no consensuados.

En toda España en este periodo hasta 29.108 parejas firmaron su separación o divorcio. De acuerdo a los números que maneja el Poder Judicial, la cifra, aunque muy elevada, supone un 8,2% menos que en el primer trimestre del año anterior.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos