«Intento evadirme del mundanal ruido con historias que transmitan emoción»

Wichy de Maya. / Alfonso Durán
Wichy de Maya. / Alfonso Durán

Wichy de Maya. Cantante

BOTÍAS SAUS

Ya desde muy pequeño, en aquel Cehegín de su infancia, jugaba Wichy de Maya a celebrar actuaciones, convertido en improvisado batería. «Jugaba con mis amigos a hacer conciertos en el muelle de una vieja lonja que había frente a mi casa», recuerda ahora tras media vida dedicado a la música. Luego, a los 15 años ya formaba parte de su primer grupo. Y más tarde se uniría a una de las formaciones más míticas de este país, Rebeldes. Tras 17 años y miles y miles de actuaciones, emprende un camino en solitario con 'Vueltas y vueltas', «algo que tenía pendiente conmigo mismo», asegura.

-¿Cuándo formó su primer grupo? ¿qué recuerdos atesora de sus comienzos?

-A los 15 años ya tocaba con mi primer grupo, Missouri, un rockabilly trepidante, en forma de 'covers'. Poco a poco, fuimos madurando e inclinándonos por un rock con cierto aire latino y cambiamos el nombre por el de Autobluses. Grabamos el disco 'Mucha sed' y empezamos a rodar más allá de las fronteras murcianas.

-¿Cuándo supo que tenía que consagrar su vida a la música?

-Tras siete años de parón musical llegó la oportunidad de unirme a una de las formaciones más míticas de este país, Rebeldes. Cientos de conciertos por todo el país, cinco discos con la banda y, 17 años después, llega el momento de emprender un camino en solitario con 'Vueltas y vueltas', algo que tenía pendiente conmigo mismo.

-¿Cuáles son sus autores favoritos, los que le apasionan?

-Nunca he sido fan acérrimo de un artista. Intento sacar la magia de cada autor. Por ejemplo, de Lenny Kravitz me atrae ese sonido setentero con giros tan interesantes como su identidad musical, al tiempo que me encanta el sentimiento que fluye en 'Lucille', la guitarra de BB King. Son tantos los artistas que han aportado tanto a la música que no quiero quedarme con unos pocos...

-Ahora se embarca en solitario, ¿qué ofrece con 'Vueltas y vueltas'?

-Es un disco que ofrece un pop elegante, un estilo que pretende preservar la esencia del pop cuidado, ambientado en melodías frescas con bases de rock y glam. Para todo aquel que quiera conocer mi proyecto, puede hacerlo en wichydemaya.com. Noticias, conciertos, vídeos e, incluso, escuchar mi nuevo disco y adquirirlo. La próxima parada será en Madrid, el 14 de abril.

-¿En qué o cómo se inspira antes de componer?

-A veces, la inspiración llega en el momento más inesperado, pero la mayoría de las veces hay que buscarla. Intento evadirme del mundanal ruido y dejarme llevar por una historia que puede ser propia o ficticia, aunque transmite emociones. Podemos sentir la tristeza o la alegría, pero consigue emocionarnos e incluso trasladarnos de tiempo y de lugar. Eso es la magia de la música para mí.

-¿Es difícil abrirse camino en la música sin abandonar la Región?

-Tengo la suerte de haber caminado por todo el territorio nacional, pero para un grupo que empieza lo que es difícil es abrirse camino en la música, aquí o en Madrid. Antes, desde luego que lo era. No estábamos tan conectados como ahora. De hecho, mediante las redes puedes llegar a un público al que antes habría sido impensable.

-¿Por qué 'Back to the club' es uno de mis discos favoritos?

-'Back to the club' es un disco que grabé en Ibiza junto a Carlos Segarra y Carlos Slap en el estudio de Andy Taylor, guitarrista del grupo británico Duran Duran. Eran auténticos clásicos: The Wanderer, Good Rockin' Tonight y otras once joyas de los años cincuenta. Lo grabamos tal y como se hacía en la época: todos tocando al mismo tiempo en una sala de grabación enorme. Sin duda, uno de los momentos mas especiales de mi carrera.

-Con Rebeldes celebró cientos de conciertos, ¿guarda de alguno un recuerdo especial?

-Guardo muchos recuerdos especiales de mi paso por Rebeldes, pero quizás me quedaría con un concierto íntimo y privado a modo de sorpresa para un fan que no daba crédito a tener a su banda favorita, prácticamente en el salón de su casa... Fue genial. Una vez más, la magia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos