«Hay institutos que deben varios recibos de la luz; necesitamos cobrar»

Educación se comprometió ayer a hacer efectivo el pago retrasado para gastos corrientes de IES y colegios esta semana

Fuensanta Carreres
FUENSANTA CARRERESMurcia

La falta de liquidez está asfixiando a los colegios e institutos de la Región, que a estas alturas del curso aún no han ingresado un solo céntimo de la partida económica que reciben para sus gastos corrientes. Aunque la Consejería de Educación se comprometió ayer a saldar el pago esta misma semana, los directores denunciaron que están «asfixiados» y que, en algunos casos, se acumulan las facturas impagadas. El colapso económico es mayor en los institutos, que deben de hacer frente con su presupuesto a las facturas de la luz, el agua y la limpieza, además del material corriente, como fotocopias, folios, pequeñas reparaciones, bombillas para los proyectores... «Hay centros que acumulan dos o tres recibos de la luz devueltos. Estamos asfixiados y acumulando deudas con los proveedores, y nos vamos escapando porque no cortan la luz y confían en cobrar», denunció ayer el presidente de la Asociación de Directivos de Centros Públicos de Secundaria de la Región (Ades), Raimundo de los Reyes, quien lamentó las restricciones en los institutos.

Los colegios de Infantil y Primaria parten con cierta ventaja, ya que en su caso, el pago de la luz, el agua y la limpieza es competencia de los ayuntamientos. Con todo, los directores denuncian las «estrecheces innecesarias» con las que tienen que lidiar a diario. «Hemos apartado un dinero para pagar el teléfono, porque siempre es necesario llamar a algún padre cuando el alumno se pone enfermo o gestionar con las editoriales la compra de libros, pero el resto de los gastos los hemos reducido al límite. No compramos folios, ni renovamos material didáctico y libros de lectura, ni hacemos fotocopias porque no podemos», lamentó ayer presidenta de la Asociación de Directores de Colegios de Primaria, Mariola Sanz. El presupuesto de los colegios para gastos corriente es de unos 4.500 euros por línea, es decir, grupo. Así, un centro con dos líneas (dos clases por nivel) debe recibir 9.000 euros anuales, que se emplean en hacer frente a las facturas de gastos corrientes y en la compra de material didáctico. «No hay necesidad de tenernos ahogados y sin saber cómo vamos a pagar el próximo recibo», lamentó.

La Consejería de Educación insistió ayer en que se está trabajando en un cambio en el sistema de pago para que los abonos se realicen mes a mes, en lugar de en dos recibos anuales. «Este año aumentó la partida de los gastos de funcionamiento de los centros educativos hasta alcanzar los 17,5 millones, un incremento del 20%, con lo que recuperamos la inversión del año 2012 previa a la reducción de esa asignación debido a los años de crisis económica», puntualizaron.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos