«Era un tío que inspiraba confianza»

El detenido Khalid E./LV
El detenido Khalid E. / LV

Compañeros de trabajo del presunto yihadista están «consternados» tras su arresto. La Guardia Civil estrena en Torre Pacheco los cursos que se darán a los policías locales para detectar el radicalismo

A. N. / S. S.MURCIA

Khalid E., el vecino de Torre Pacheco detenido el pasado martes por presunto adoctrinamiento y enaltecimiento del terrorismo yihadista salafista, en favor de la organización terrorista Estado Islámico (EI o Daesh), llevaba más de seis años viviendo pared con pared con su familia. Nunca hubo, sin embargo, una frase, un mal gesto, ni el más mínimo detalle que instalara en él la duda. Dioni es uno de los vecinos del barrio pachequero de La Tejera que aún tratan de asimilar la consternación que sufrieron tras ver a la Policía Nacional llevándose al joven Khalid acusado de alentar la 'guerra santa'. «Era como de mi familia», remarcó Dioni, que desde hace unos meses, además, faenaba mano a mano con él en el campo. «Si yo hubiese visto algo raro, no habría trabajado nunca con él».

La detención de Khalid, explicó este amigo, ha caído como un jarro de agua fría entre sus compañeros de trabajo. Este joven, de 31 años y natural de Oued Zem, cerca de la turística ciudad de Casablanca, se ganaba la vida echando jornales en el campo con la empresa Agriverdes Mediterránea. La firma rehusó ayer hacer declaraciones al respecto. Desde el pasado octubre, trabajaba en una explotación de melones en La Manga, de sol a sol, de 8 a 19 horas. «Él llevaba mi furgoneta», precisó Dioni. «Era un tío que inspiraba confianza. Nunca pensé nada raro de él». Algunos de los compañeros de Khalid aguardan con expectación los pasos judiciales que se producirán tras su arresto para sacar conclusiones. «La verdad la sabe la Ley», recalca este amigo, «pero a él no se le veía, en absoluto, cara de mala persona».

Pese a la incertidumbre del entorno de este joven, la Policía sostiene que Khalid E. era muy activo en internet y desde 2014 difundía de manera habitual contenidos 'online', en los que además de apoyar abiertamente al Estado Islámico, ensalzaba a líderes y clérigos terroristas, compartía vídeos con iconografía de la organización terrorista, cánticos incitando a la yihad armada, así como imágenes en las que se visualizaban ejecuciones de soldados americanos a manos de un francotirador yihadista, entre otros.

«Es un marroquí de 31 años fuertemente radicalizado», recalcó el ministro de Interior, Ignacio Zoido. «Según los informes que obran en mi poder, estaba a punto de poder pasar de lo que es el adoctrinamiento a ser inmediatamente un actor de cualquiera de las formas de atentado que pueden emplear».

Los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado siguen trabajando, además, en tratar de prevenir el riesgo yihadista. Responsables de Policía Local de Murcia, Cartagena y varios municipios de la comarca del Mar Menor se reunieron ayer en el centro de seguridad de Torre Pacheco con mandos y especialistas de la Guardia Civil para abordar el reto yihadista. La iniciativa se enmarca en el plan del Ministerio Interior de poner en marcha cursos de formación específicos de Policía Nacional y Guardia Civil a policías locales. Según avanzó el delegado del Gobierno, Francisco Bernabé, la pasada semana en la Región los 2.275 agentes que conforman las plantillas de la Policía Local de la Región recibirán formación especializada en materia de terrorismo islamista.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos