La Comunidad organizará mas de 8.000 inspecciones en 2018 de todo tipo de productos y servicios

El directo general de Comercio, Consumo y Smplificación Administrativa (c), Francisco Abril, junto a la presidente de ThaderConsumo (d), Juana Pérez, y el presidente de UCE Región de Murcia (i), Pedro Valera./CARM
El directo general de Comercio, Consumo y Smplificación Administrativa (c), Francisco Abril, junto a la presidente de ThaderConsumo (d), Juana Pérez, y el presidente de UCE Región de Murcia (i), Pedro Valera. / CARM

La Inspección Regional de Consumo se asegurará de que se cumplan los requisitos establecidos por ley y no se amenace la salud y la seguridad de los consumidores

LA VERDADMurcia

La Inspección Regional de Consumo, perteneciente a la Consejería de Empleo, Universidades y Empresa, tiene previsto llevar a cabo durante este año más de 8.000 inspecciones, enmarcadas en su plan anual, en el que se realizarán las actividades necesarias para asegurar que los productos cumplan los requisitos establecidos por ley y no entrañen un riesgo para la salud y la seguridad de los consumidores.

En concreto, se realizarán inspecciones en tres categorías: productos alimenticios, productos no alimenticios y servicios. Dentro de los productos alimenticios habrá una campaña genérica para comprobar el correcto etiquetado de los artículos, para lo que el servicio adquirió lupas calibradas y acreditadas por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC).

También se llevarán a cabo inspecciones en productos como el jamón ibérico y las frutas y hortalizas frescas, donde se comprobará el correcto etiquetado y la trazabilidad del producto, es decir, el control desde que se fabrica hasta que llega al mercado. Asimismo, se realizarán inspecciones sobre aceites de oliva; alimentos sin lactosa, sin azúcar y sin conservantes; preparados de carne picada; chocolates; atún; panes de molde; patatas fritas con aceite de oliva y publicidad en alimentos infantiles.

En el caso de los productos no alimenticios, la Inspección Regional hará una campaña en el sector de los vehículos nuevos para comprobar que el consumo de combustible y las emisiones de CO2 que se anuncian en las distintas acciones de publicidad son reales. En esta categoría también se controlará el menaje de hogar; juguetes de piezas de construcción; secadores de pelo; broches para chupetes; desodorantes sin aluminio y lacas de uñas, entre otros artículos.

Por último, en la categoría de servicios se controlaran las lavanderías de autoservicio; los centros privados que imparten enseñanzas no regladas; las estaciones de servicio de lavado de vehículos; los servicios de compras por Internet; las gasolineras; los servicios de reparación urgente a domicilio; los servicios de información en la compraventa de viviendas; y servicios de manicura y pedicura. El director general de Comercio, Consumo y Simplificación Administrativa, Francisco Abril, destacó que la Inspección Regional de Consumo, en su labor de vigilancia y control del mercado, el pasado año inspeccionó más de 1.000.000 de unidades de diferentes productos.

«Para el Gobierno regional es una prioridad que los consumidores de la Región puedan consumir productos de manera segura», afirmó Abril, quien subrayó que desde la Dirección General de Comercio, Consumo y Simplificación Administrativa «se trabaja de manera continuada en la revisión de miles de productos para evitar que lleguen a los ciudadanos artículos que no cumplan con las debidas garantías».

En el plan anual también está previsto el desarrollo de una serie de campañas de alimentación propuestas por el Centro de Investigación y Control de Calidad como, por ejemplo, inspecciones sobre conservas de bonito del norte y de bonito; mejillones en conserva; aceite de oliva virgen y virgen extra; cervezas de fabricación artesana; planchas eléctricas y calefactores; bolsas de agua caliente y prendas de bebé menores de 36 meses. En relación con campañas internacionales, se realizará una campaña europea de juguetes electrónicos y, conjuntamente con EEUU, se inspeccionarán juguetes, cordones luminosos y cargadores de smartphones y tablets.

Abril destacó la importancia de la vigilancia del mercado, que «se encarga de verificar que los productos que están en el mismo cumplen la normativa, así como de establecer medidas que limitan la circulación de productos no conformes en la Unión Europea». «De esta forma se garantiza la protección de todos los aspectos del interés público, como son la salud y la seguridad de las personas o el medio ambiente, al tiempo que se garantiza una competencia leal», añadió.

6.500 inspecciones en la Región

El plan de inspecciones de 2017 aún no se cerró, pues siguen abiertas algunas de las campañas previstas. Aun así, el servicio de Inspección Regional realizó ya unas 6.500 inspecciones con un total de 1.481 expedientes abiertos. De estos, 100 corresponden a alertas de productos; 235 por denuncias; y 1.146 expedientes realizados en el marco de las distintas campañas programadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos