El Info aún soporta avales en riesgo de ejecución por importe de 41,5 millones

Manifestación en Murcia en 2010 para defender la continuidad de Conservas Fernández./Nacho García / AGM
Manifestación en Murcia en 2010 para defender la continuidad de Conservas Fernández. / Nacho García / AGM

El organismo, pese a todo, ha logrado cancelar ya el pago de otros 17,3 millones con los que respaldó a empresas en dificultades entre los años 2009 y 2010

Daniel Vidal
DANIEL VIDALMurcia

El Instituto de Fomento (Info) de la Región de Murcia, motor de desarrollo económico, hilo y aguja del tejido empresarial de la tierra, sigue soportando una amenaza en forma de avales bancarios que podría suponer un auténtico varapalo millonario para las arcas públicas de la Comunidad Autónoma. Aunque va soltando poco a poco el lastre que suponen los avales que en su día concedió a empresas que atravesaban dificultades financieras, en pleno vendaval de la crisis, y que amenazaban con mandarlas a la quiebra, hay aún garantías públicas por valor de más de 40 millones de euros que siguen en el limbo, de las cuales más de 30 millones tienen serio riesgo de ejecución para el erario público por parte de las entidades bancarias, si así lo dictaminan los tribunales correspondientes.

A día de hoy, y según fuentes de la Consejería de Empleo, Universidades y Empresa, de la que depende el Instituto de Fomento, de los avales que se concedieron por la crisis económica entre los años 2009 y 2010 a 21 empresas de la Región de Murcia, «ya se han cancelado un total de 14 operaciones». En realidad, y según las mismas fuentes, cancelados definitivamente hay diez, mientras otros cuatro están todavía en un «proceso vivo» dentro de un período de reclamación, pero «cancelados también». De las siete operaciones vigentes, es decir, con riesgo de ejecución sobre las cuentas dúblicas, «hay cuatro que evolucionan sin incidencias -es decir, las empresas están haciendo frente a sus compromisos financieros- y otros tres casos están judicializados».

21
empresas en total recibieron avales por parte del Info entre los años 2009 y 2010.
58,8
millones fue el importe total de esas operaciones, que respaldaban créditos por valor de 77,6 millones.
16
empresas lograron esquivar la quiebra y mantener la actividad gracias a las garantías del Info.

El importe total de los avales concedidos por el Instituto de Fomento a esas 21 empresas asciende en total a 58.858.603,13 euros. Las 14 cancelaciones que se han producido a lo largo de estos años han conseguido reducir este importe en más de 17,3 millones de euros (concretamente 17.327.947,80 euros), con lo que el importe actual pendiente que sigue pesando sobre las 'espaldas' del Instituto es de más de 41,5 millones de euros. Un auténtico dineral. La mayor parte de esos 41,5 millones, prácticamente la mitad del riesgo aprobado por el organismo, se concentra en el respaldo financiero que el Info concedió a una sola empresa (Mediterra Alimentación, por importe de 28,4 millones de euros), que es uno de los tres casos que siguen judicializados y el aval más cuantioso de todos, con diferencia. Y no parece que vaya a resolverse con celeridad. De hecho, la Audiencia Provincial de Murcia confirmó en agosto del año pasado una sentencia del juzgado de lo Mercantil número 2, que señalaba que el convenio aprobado en la junta de acreedores de Conservas Fernández en febrero del año 2016, no es viable, por lo que fue rechazado. Y vuelta a empezar. El siempre farragoso laberinto de los tribunales.

El 'colchón' concedido a Mediterra Alimentación en 2010, sobre el que tienen que decidir los tribunales, supone la mitad del riesgo

La Comunidad, a través del Info, ejerció de colchón para esas 21 empresas entre los años 2009 y 2010, y por mandato expreso y excepcional de la Asamblea Regional, entonces con mayoría absoluta del Partido Popular. El Instituto de Fomento estaba dirigido entonces por Juan José Beltrán, y Salvador Marín era consejero del ramo. El aval a Mediterra Alimentación fue concedido como apoyo al plan de viabilidad presentado para garantizar la continuidad de la actividad en las fábricas de Halcon Food, en Campos del Río, y Conservas Fernández, en Calasparra, que daban trabajo en total a unos 600 trabajadores. Pero esos 28,5 millones siguen siendo la gran espada de Damocles del organismo de desarrollo económico de la Consejería de Empleo, Universidades Empresa, componiendo el grueso principal de la carga económica a la que tendría que hacer frente el Gobierno regional en el caso de que los tribunales así lo ordenaran definitivamente.

En este caso en concreto, el Instituto (aún bajo el mandato de Beltrán) acabó considerando que había sido estafado, ante las numerosas evidencias que apuntaban a que parte de ese dinero había sido supuestamente desviado por el empresario para otros fines.

La última noticia al respecto es que el juez fijó en 2013 una fianza para el conservero Joaquín Navarro (propietario entonces de Mediterra), embargándole a su vez todos los bienes. El asunto, que sigue en instrucción, está abierto por presuntos delitos contra la Hacienda Pública, falsedad de cuentas, contra la Seguridad Social, insolvencia punible, estafa y apropiación indebida.

Pleitos interminables

Sin embargo, no es esta la única operación que le salió rana al departamento que hoy dirige Joaquín Gómez y que amenaza con darle unos buenos mordiscos a las cuentas públicas, mientras el Gobierno regional intenta esquivarlos en los juzgados por todos los medios. Otros avales en riesgo de ejecución por los que el Info continúa pleiteando en los tribunales desde hace ya unos años, en procesos que parecen interminables, son los que concedió a Prensa del Sureste, S.L., sociedad editora de los desaparecidos 'El Faro' y 'Crónica del Sureste', por importe de 1,2 millones de euros; y a Fielsan, S.L., por importe de otros 1,6 millones. Hasta la fecha, el único importe que el Info ha satisfecho por su garantía asciende a 400.000 euros, precisamente por el aval a Prensa del Sureste. Eso sí, también hay que mencionar que estos avales, concedidos en una época de destrucción masiva de empresas, permitieron la supervivencia de 16 de las 21 empresas que los solicitaron.

Otros dos casos a los que el Info no les quita el ojo son los de Fielsan y Prensa del Sureste, ambos por valor de más de tres millones

Según la auditoría del Instituto de Fomento del año 2012, la última publicada por la Comunidad Autónoma en su portal de la transparencia, el organismo autónomo había recibido hasta ese año reclamaciones de entidades financieras de ejecución de avales por una cantidad total de 8.959.318 euros, correspondientes precisamente a las tres operaciones citadas: Mediterra, Prensa del Sureste y Fielsan. Al parecer, y según las mismas fuentes de la Consejería, esos casi nueve millones de euros siguen discutiéndose en los tribunales. Eso sí, la duración de la garantía no podrá exceder de quince años, según las propias normas establecidas por el Instituto de Fomento.

«Subsidiarios»

El organismo autónomo articuló durante años un procedimiento para la concesión de avales hasta un límite de cien millones de euros y siempre que las sociedades beneficiadas cumpliera criterios de viabilidad y mantenimiento del empleo. Desde entonces, ayudas al emprendimiento y al desarrollo de las empresas aparte, el Info no ha vuelto a hacer este tipo de operaciones. Fuentes de la Consejería ya dejaron claro que se trababa de avales subsidiarios, no solidarios, lo que significa que solo debía responder de su cumplimiento en el caso de que las entidades prestamistas no pudieran cobrarse sus créditos directamente con los bienes de la empresa avalada.

Todos los avales concedidos, aseguran las mismas fuentes, «estuvieron soportados por informes de viabilidad económica y financiera formulados por expertos independientes externos, y con el correspondiente informe jurídico».

Los avales se otorgaron a través de dos programas distintos. La mayoría se repartieron dentro del denominado plan Financiapyme, puesto en marcha por Salvador Marín durante su etapa al frente de la Consejería de Industria, y solo tres se aprobaron dentro de un denominado 'plan de reestructuración de empresas en crisis'. Tal y como aseguró a 'La Verdad' en su día el que ya era exdirector del Info, Juan José Beltrán, «hasta ahora, la concesión del aval [a Mediterra Alimentación] no ha supuesto coste alguno para la Administración regional, y espero que no llegue a tenerlo». Más de siete años después, las arcas públicas siguen esquivando la amenaza.

«Hemos hecho una labor importante por el interés general»

«El balance es positivo». Esta es la conclusión que el consejero de Empleo, Universidades y Empresa, Juan Hernández, realiza a estas alturas de los avales concedidos por el Info «en una época de crisis en la que el Gobierno hizo un esfuerzo importante para apoyar a empresas a que mantuvieran su actividad y los puestos de trabajo». Hernández reconoció que, aunque la mayoría de esas empresas logró salir a flote y hoy siguen generando riqueza, algunas atraviesan una «situación difícil», y por ello la Comunidad «gestiona esa situación para que el impacto económico sea el menor posible». En este sentido, el titular del departamento del que depende el Info aseguró que los funcionarios de la casa, así como los servicios jurídicos, han hecho una «labor importante para defender el interés general. En su momento, para garantizar los puestos de trabajo de las empresas en difultades. Y, ahora, para reducir al mínimo el impacto económico de esas posibles ejecuciones sobre el erario público. Creo que hemos cumplido las expectactivas, pero también debemos aprender la lección».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos