Miguel Cardoso: «Los indicadores hablan del fin de la crisis, pero no se percibe»

Miguel Cardoso.
Miguel Cardoso. / nacho garcía

Miguel Cardoso. Economista jefe para España de BBVA Research

Fuensanta Carreres
FUENSANTA CARRERESMurcia

La economía sale de la crisis, pero a las personas les costará un poco más percibirlo. Una apreciación que se deduce de las previsiones y análisis del economista jefe para España de BBVA Research.

-La economía se recupera, el crecimiento se entona, se crearán 41.000 empleos, pero la temporalidad sigue marcando el mercado laboral. ¿El final de la crisis no llega?

-La población seguirá notando el coste significativo de haber pasado por el desempleo, de las bajadas de salarios y de la alta temporalidad, por lo que, aunque los indicadores económicos hablan del fin de la crisis, en la práctica, estaremos bastante lejos de esa percepción por parte de los ciudadanos. La temporalidad en el empleo es una cuestión de incentivos y de costes para la empresa, y nosotros proponemos una reforma para que el uso del contrato fijo sea más atractivo. Puede hacerse incrementando los costes por despido del trabajador temporal de los doce días actuales a veinte días, y que se reduzcan en las primeras etapas de la contratación fija. La temporalidad en el empleo regional no se ha ha solucionado, y se mantendrá elevada. No es una cuestión que esté relacionada con la composición sectorial por el mayor peso del turismo o la agricultura en la economía, puesto que en otros países con sectores con un peso similar, como Portugal, la tasa de temporalidad es mucho más reducida. La temporalidad rebaja el consumo de los hogares y la competitividad de las empresas.

-Los efectos del 'Brexit', insisten en su informe, serían más dañinos en la Región...

-La Región de Murcia es la comunidad española que más impacto negativo podría tener a causa de esas políticas, dado que Reino Unido es el principal destino de sus exportaciones, y los británicos, los principales turistas y compradores de viviendas extranjeros. Hasta la fecha el 'Brexit' está teniendo menos consecuencias de las esperadas hace un año, pero las ventas murcianas a Reino Unido suponen un 3,3% del PIB regional, y una caída del 1% en el PIB británico generaría un descenso de entre el 0,4% y el 0,5% del PIB murciano.

-La previsible subida de los tipos de interés también se perfila como un riesgo.

-No es un riesgo inminente, pero sí a partir de la segunda mitad de 2018. Estamos hablando de aumentos moderados, del 25%, pero en una sociedad tan endeudada repercute.

-La construcción y la vivienda no remontan, alertan.

-Todo lo que tenga que ver con la demanda externa tiene buenas perspectivas. Sin embargo es poco probable que la demanda de segunda residencia se reactive en los hogares murcianos. En cualquier caso, hay una 'demanda embalsada' de gente joven que demandará alquileres y viviendas en propiedad.

-¿Cuáles son las principales debilidades de la economía regional?

-Existen una serie de desequilibrios como el desequilibrio de las cuentas autonómicas; el todavía elevado endeudamiento de la población; y la elevada tasa de paro, que lastran la posibilidad de crecimiento a futuro de la Región.

Fotos

Vídeos