Incautan más de 600 medicamentos con anomalías en la Región

Algunos de los medicamentos incautados en la operación./Guardia Civil
Algunos de los medicamentos incautados en la operación. / Guardia Civil

La Guardia Civil interviene más de cuatro millones de dosis falsificadas o ilegales, entre los que destacan potenciadores de la función sexual y productos para adelgazar

EFEMadrid

La Guardia Civil intervino más de cuatro millones de dosis de medicamentos falsificados o ilegales en la denominada operación Pangea X, en la que fueron arrestadas o investigadas 62 personas en 23 operaciones, de las que 20 continúan activas.

Según la Guardia Civil, en la Región de Murcia se incautaron más de 600 envases de medicamentos que presentaban anomalías bien por ausencia de etiquetado o etiquetado en lengua extranjera, otros por hallarse caducados, así como todos aquellos cuyo vendedor carecía de la preceptiva autorización para su comercialización.

La Dirección General de la Guardia Civil informó este viernes de estas cifras en el marco de una nueva edición de la operación Pangea, coordinada por Interpol a nivel mundial y sobre la que recientemente la Policía Nacional informó de seis detenidos y la intervención de gran cantidad de medicamentos destinados a la venta ilegal en internet.

Se trata de una operación contra la venta, publicidad y suministro ilegal de medicamentos, productos médicos y productos sanitarios que no cumplen con los requisitos en la Unión Europea y España, falsificados o no sujetos a licencias a través de internet.

La Guardia Civil detalló que se intervinieron cerca 4.507.050 dosis de medicamentos falsificados, entre los que destacan potenciadores de la función sexual (4.205.491) y productos para adelgazar (86.970).

La operación se saldó por ahora con la detención o imputación de 62 personas, 22 de ellas en España, en un total de 23 operaciones de las que 20 continúan aún activas.

Se realizaron 1.442 inspecciones en distintos establecimientos como herbolarios, gimnasios, 'sex-shops' o parafarmacias, en las que se formularon 545 infracciones administrativas y detectado dos infracciones penales.

La Guardia Civil desarrolló esta operación con un enfoque integral y una orientación multidisciplinar, mediante la colaboración con diferentes entidades y organismos del ámbito público y privado tanto a nivel nacional como autonómico.

El instituto armado precisó que la propaganda, venta y suministro de medicamentos fuera de los canales autorizados "se está convirtiendo en una actividad delictiva global, constituyendo un riesgo para la salud mundial y ligada, en muchos casos, a la delincuencia organizada de carácter transnacional".

Según las fuentes, en la Región de Murcia, en colaboración con inspectores del Servicio de Ordenación y Atención farmacéutica de la Consejería de Salud, se inspeccionaron cerca de un centenar de establecimientos comerciales.

Se tramitaron cerca de doscientas actas de denuncia por infracción a la normativa de medicamentos de uso veterinario (127) y de uso humano (71), además de haberse incautado más de 600 envases.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos