Imputan al exalcalde López Ayala en otras diligencias por presunta corrupción

José Luis López Ayala, a la izquierda, junto al letrado Mariano Bó, ayer en Cieza. /Edu García/AGM
José Luis López Ayala, a la izquierda, junto al letrado Mariano Bó, ayer en Cieza. / Edu García/AGM

Acusan al antiguo primer edil de Villanueva de pagar con dinero público las obras de una nave de la comunidad de regantes

Ricardo Fernández
RICARDO FERNÁNDEZ

José Luis López Ayala, exalcalde del PP en Villanueva del Río Segura y supuesto máximo responsable de la trama de corrupción conocida como 'caso Valley', tiene un nuevo motivo de desvelo en el Palacio de Justicia de Cieza. Su salida del Gobierno local no le ha servido para esquivar una nueva imputación judicial por presunta desviación de poder, que ayer le llevó a prestar declaración ante el titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Cieza.

López Ayala, quien compareció bajo la asistencia letrada de Mariano Bó, está siendo investigado en este nuevo asunto por los supuestos delitos de prevaricación y denuncia falsa, que vienen a unirse a los múltiples cargos que ya arrastra desde hace tres años por la 'Operación Valley': falsedad documental, malversación de caudales públicos, alzamiento de bienes, negociaciones prohibidas, fraude fiscal, blanqueo de capitales y asociación ilícita. En concreto, en esta causa, que le valió ser detenido y acabó costándole la carrera política, el juzgado trata de determinar si López Ayala tejió una compleja telaraña de influencias, favores e intereses de todo tipo en torno a la gestoría Gescom, que le habría permitido enriquecerse de forma supuestamente ilícita, al igual que a un escogido grupo de amigos, socios y clientes, en algunos casos mediante un aparente saqueo de las arcas públicas y, más concretamente, del propio ayuntamiento que presidía.

La investigación que ayer le condujo de nuevo al juzgado como imputado se basa en establecer si el entonces alcalde del PP sufragó con dinero municipal la reconstrucción de una nave de la comunidad de regantes La Norieta, presuntamente a cambio de que autorizaran el paso de unas tuberías para la urbanización La Morra. A raíz de la 'Operación Valley' trascendieron los supuestos intereses particulares que López Ayala tenía en ese complejo, en el que en apariencia disponía de una vivienda, aunque 'oculta' a nombre de una tercera persona.

El juzgado pretende esclarecer si el entonces primer edil de Villanueva del Río Segura pudo percibir alguna comisión o alguna vivienda por las gestiones realizadas en favor de esa urbanización, aunque el propio López Ayala desmintió ayer con rotundidad que ello hubiera ocurrido, segùn fuentes próximas al proceso.

Las obras efectuadas con dinero del Ayuntamiento en las naves de la comunidad de regantes tuvieron un coste aproximado de 40.000 euros. López Ayala justificó que esos pagos se hubieran asumido por el municipio, pese al carácter particular del inmueble, debido a que había sufrido una inundación que -según su versión- habría estado motivada por unas infraestructuras levantadas por el Consistorio en la urbanización La Morra. Explicó que la decisión se había adoptado por la Junta de Gobierno Local en base a informes de técnicos municipales.

Precisamente, en estas diligencias está también imputado el arquitecto técnico del Ayuntamiento, J.R.G., como firmante de tales documentos.

El exalcalde también tuvo que responder de la presunta denuncia falsa que interpuso ante la Guardia Civil contra un vecino de Villanueva, con quien en apariencia mantiene disputas desde hace años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos