Imputados por contaminar el Mar Menor recurren para que se sobresean los cargos

Ricardo Fernández
RICARDO FERNÁNDEZ

Mientras por un lado se decide si el llamado 'caso Topillo', que investiga la contaminación del Mar Menor, se despieza en 26 partes distintas o se instruye como una única causa, varios de los investigados están presentando ya sus respectivos recursos para tratar de quedar exculpados antes incluso de haber tenido que prestar declaración. Es el caso de la empresa Insal Electricidad, ubicada en un polígono industrial de Torre Pacheco, a la que la Fiscalía señala como supuesta instaladora de desalobradoras ilegales en explotaciones agrícolas próximas al Mar Menor. Estas instalaciones habrían estado vertiendo la salmuera a pozos y ramblas, de forma que acababa llegando a la laguna y provocando la proliferación masiva de microalgas.

A través de la letrada Francisca Cánovas, los representantes de esta mercantil recuerdan que la Fiscalía ni siquiera les citó a declarar antes de interponer su denuncia, a lo que se suma el hecho de que esta habría sido presentada fuera del plazo máximo legal. De ahí que considere que solo puede inadmitirse esa denuncia por parte del juzgado.

Igualmente ha pedido quedar exculpado el exjefe del Servicio de Sanidad Vegetal de la Consejería de Agricultura, Francisco José González Zapater. A través de un recurso interpuesto por el letrado Melecio Castaño, afirma que no tenía competencia alguna en el control de los vertidos de nitratos ni sobre la actividad agrícola en el campo de Cartagena.

Finalmente, también el exjefe del Servicio de Protección y Sanidad Vegetal, Esteban Abad, ha reclamado -a través de un escrito presentado por el abogado Evaristo Llanos Sola- el archivo de los cargos contra su persona.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos