El implante de una novedosa válvula biológica consolida a La Arrixaca en cirugía cardiovascular

El doctor Sergio Cánovas, jefe del Servicio de Cirugía Cardiovascular de La Arrixaca, con Cristina Dávalos, ayer en el hospital. / Nacho García / AGM

La joven intervenida por el cirujano Sergio Cánovas es la primera paciente de España que se beneficia del avance, que la libera del Sintrom

Fuensanta Carreres
FUENSANTA CARRERESMurcia

Los límites que el diagnóstico de estenosis aórtica marcó al futuro de la joven murciana Cristina Dávalos a los cinco años de edad, han ido pulverizándolos su valentía y el afán por ofrecer la mejor opción a sus pacientes del jefe del Servicio de Cirugía Cardiovascular de La Arrixaca, Sergio Cánovas, quien hace unas semanas completó con éxito el primer implante en España (tercer país donde se hace, con solo seis implantes anteriores) de una innovadora válvula cardiaca biológica. El novedoso implante, que comenzó a comercializarse hace solo unos meses, aporta un mundo de ventajas para la joven, y supone un paso de gigante en el tratamiento a pacientes jóvenes que precisan que una válvula ayude a su corazón.

El implante biológico ofrece una duración mucho mayor que los disponibles hasta ahora, y, preferiblemente, solo se utiliza en pacientes mayores de sesenta años, lo que permite adelantar la edad de los enfermos a edades más jóvenes, y quienes hasta ahora estaban abocados al implante de válvulas mecánicas. En ese caso, los pacientes requieren recibir tratamiento anticoagulante (Sintrom) de por vida, lo que dificulta, entre otras cosas, un embarazo sin complicaciones.

El caso de Cristina Dávalos era casi de manual: «En el momento en que la paciente llegó a nuestra consulta y comprobamos su cuadro clínico, tuvimos la seguridad de que era idónea para llevar a cabo el implante de una válvula biológica debido a los deseos de tener hijos y a su juventud», cuenta el doctor Sergio Cánovas, quien movió Roma con Santiago hasta disponer del novedoso implante en una carrera contra el tiempo, ya que la joven, que ya había sido operada a los 15 años, padecía estenosis severa, y precisaba ser operada cuanto antes. La válvula 'Inspiris', de pericardio vacuno, está sometida a un nuevo tratamiento denominado Resilia, que, 'in vitro', «ha demostrado niveles muy bajos de calcificación y, por tanto, resiste mucho más a la degeneración». El 80% de las válvulas biológicas están funcionando correctamente durante 20 años.

Las recomendaciones de las sociedades científicas internacionales proponen utilizar válvulas biológicas a partir de los 60 años, y válvulas mecánicas (que requieren anticoagulación con el fármaco Sintrom) por debajo de esta edad. «Con esta nueva prótesis podemos adelantar la edad de implantación de válvulas biológicas y plantearnos utilizarlas en pacientes por encima ya de los 50 años o que por motivos personales o clínicos no deban anticoagularse, como es el caso de Cristina».

Hasta el pasado 13 de junio, cuando el doctor Cánovas y su equipo completaron la operación de Cristina Dávalos, la nueva válvula biológica solo se había implantado a otros seis pacientes, en Inglaterra y Suiza. Además de evitarle el tratamiento con Sintrom y sus inconvenientes, el nuevo sistema facilita, si fuera necesario en unos años, realizar el implante de una válvula por vía percutánea sin necesidad de una nueva intervención sobre el tórax, que supondría un riesgo y otra operación a corazón abierto.

La válvula biológica, que ha mejorado la calidad de vida de Cristina Dávalos «de la noche al día» y, si todo va bien, le evitará el paso por el quirófano en muchos años, le fue implantada a la joven el pasado 13 de junio, y la evolución no ha podido ser mejor.

La operación se realizó de acuerdo al programa de cirugía mínimamente invasiva que los cirujanos cardiovasculares del Hospital Virgen de la Arrixaca, liderados por Sergio Cánovas, desarrollan desde hace cuatro años, y que posibilitan una recuperación más rápida, menos dolores y una cicatriz mucho más discreta, que apenas será un ligero recuerdo para la joven Cristina Dávalos.

Más

Fotos

Vídeos