«Nada me ilusiona más que ver mis dibujos convertidos en realidad»

Daniel Acuña Pérez./LV
Daniel Acuña Pérez. / LV

El aguileño Daniel Acuña es portadista y dibujante de interiores en Marvel, donde recrea superhéroes como el Capitán América

MINERVA PIÑERO

Natural de Águilas, el uniforme de trabajo de Daniel Acuña es su pijama. Licenciado en Bellas Artes en la Universidad de Valencia, después de probar suerte en el mercado del cómic europeo, el dibujante encontró un hueco para su estilo artístico en Estados Unidos hace doce años. Desde 2006, Marvel es la editorial donde trabaja como portadista y dibujante de interiores. Linterna Verde, Flash y el Capitán América son solo algunos de los superhéroes que el profesional ha conseguido recrear desde su estudio, situado en el municipio que le vio crecer, donde la brisa marina se cuela cuando sopla con fuerza.

-¿En qué se diferencia el cómic americano del europeo, dos mercados en los que ha trabajado como dibujante?

-Sobre todo, en el ritmo de las entregas. En Europa es un proceso más pausado. Mientras, en Estados Unidos trabajamos contrarreloj. En Francia, donde también he trabajado, el dibujante puede centrarse en un único cómic de unas cuarenta páginas a lo largo de un año. En el mercado americano las entregas son más inmediatas. En mi caso, cada mes debo enviar a la editorial unas 22 páginas.

-¿Cómo definiría su estilo?

-Es una mezcla entre el realismo y la caricatura. A través del color consigo la realidad y el volumen que busco, y mediante la caricatura alcanzo la expresividad que el dibujo reclama. Creo que el ambiente que se crea es bastante interesante. Cuando empecé a trabajar para el mercado americano, una de mis preocupaciones era si sería capaz de seguir trabajando con el color a un ritmo tan rápido.

-¿Lo consiguió?

-Por suerte, sí. Además, he conseguido encargarme de todo el proceso de trabajo. Allí, los dibujantes desempañan distintos roles. Uno realiza el trabajo del lápiz, otro el de tinta y un tercero se encarga del color. Siempre he preferido encargarme de todo.

-¿Cómo es el proceso de trabajo en la gran editorial de cómics estadounidense?

-Desde Marvel, me mandan el guion y el número de páginas que necesitan. En casa, realizo las viñetas para que concuerden con la numeración.

-¿A qué retos suele enfrentarse como dibujante?

-A los cambios de escenario. Cuando trabajo durante meses en una serie puedo seguir un ritmo constante, pero si los personajes viajan, por ejemplo, a un planeta alienígena, el proceso se complica. Para el dibujante significa crear una nueva película en su cabeza. Se enfrenta a nuevos vestuarios, a fondos y a decorados diferentes. Es una locura.

-Pero los personajes no suelen ser de nueva creación.

-No, nos apoyamos en personajes anteriores, en el trabajo de otros compañeros. Aún así, debemos estar muy atentos para no cometer ningún error en el vestuario y para que no se nos olvide ningún detalle.

-¿Por qué cree que en España no ha terminado de despegar la cultura del cómic?

-Creo que tiene fuerza, pero que aún no existe un mercado real que permita ganar el dinero suficiente para vivir como dibujante. Las ventas no son tan altas como en Estados Unidos o en Francia, uno de los países europeos en los que el cómic cuenta con bastantes seguidores. Pero la situación ha cambiado. Cuando iba a la Facultad y comentaba con mis compañeros que me gustaba dibujar cómics siempre me asociaban con Mortadelo y Filemón. Ahora, la oferta de historias se ha ampliado y empieza a valorarse la novela gráfica, el cómic de autor.

-¿Cultiva otros géneros artísticos?

-Actualmente estoy inmerso en un proyecto diferente a las viñetas. Diseño el vestuario para el musical 'La Dama y el Vagabundo', una producción de la compañía El Molino. El resultado podrá verse en mayo.

-¿Es la primera vez que convierte sus dibujos en realidad?

-No. Algunos seguidores del cómic a los que les gusta el 'cosplay' de súper héroes, que consiste en disfrazarse en un personaje específico, han utilizado mis diseños como trajes. Además, en la última película de 'Los Vengadores' se basaron en mis dibujos para crear un nuevo concepto. A raíz de uno de mis diseños del escudo del Capitán América, nació la idea de dividir el escudo en dos a la hora de luchar. Nada me ilusiona más que ver mis dibujos convertidos en realidad.

-¿Se plantea volver al mercado europeo?

-Ojalá. De momento, lo único que tengo claro es que después de estar trabajando con personajes prestados de Marvel me atrae la idea de comenzar algún cómic de producción propia.

-¿Qué le parece el clásico y murciano Tío Pencho?

-Que sea un personaje de toda la vida y que aún represente la gracia del panocho es increíble: me gusta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos