La huelga amenaza con dejar sin examen para el carné de conducir a 5.000 aspirantes

Coches y camiones de autoescuelas de la Región colapsando ayer el tráfico a su paso por la Gran Vía murciana. /Edu Botella / AGM
Coches y camiones de autoescuelas de la Región colapsando ayer el tráfico a su paso por la Gran Vía murciana. / Edu Botella / AGM

Los profesores de autoescuelas colapsan el centro de la capital para exigir medidas ante el paro de examinadores, que está generando despidos en su sector

Alicia Negre
ALICIA NEGREMurcia

Las autoescuelas se hicieron oír con fuerza. Este sector, que integran unos 320 negocios en la Región y del que dependen de manera directa cerca de 800 familias, se ha visto directamente afectado por la huelga que los examinadores de la Dirección General de Tráfico (DGT) iniciaron el pasado 2 de junio al verse aplazados gran parte de las pruebas prácticas con las que sus alumnos obtienen el permiso para ponerse al volante. Ayer, propietarios y profesores de estos centros se echaron a la calle en la capital murciana para exigir soluciones ante un 'impasse' que, advirtieron, está provocando ya despidos y que el dueño de algunos de estos negocios se plantee, incluso, echar la persiana.

Con cerca de 150 coches, motocicletas y camiones -de los que emplean habitualmente para realizar sus clases prácticas-, los representantes de las autoescuelas saturaron, en torno al mediodía, el tráfico de Murcia para reclamar que sus alumnos puedan seguir examinándose. Una caravana de vehículos recorrió las principales avenidas de la capital acompañada por el sonido ensordecedor de sus pitos y desplegando pancartas en las que podía leerse el lema 'Exámenes ya'. La protesta, que fue canalizada por la Policía Local, finalizó frente a la sede de la Delegación del Gobierno, donde los representantes de las autoescuelas leyeron un manifiesto en el que alertaban de la «dramática situación» a la que esta huelga les está abocando.

El paro, con el que los examinadores de Tráfico pretenden reivindicar la necesidad de reforzar una plantilla mermada y exigir una subida salarial -pactada ya hace dos años-, ya ha tenido sus consecuencias en la Región. Según explicó el presidente de la asociación regional de autoescuelas (Aramur), Enrique Lorca, unos 2.750 exámenes de circulación se han visto suspendidos hasta la fecha. El sector estima que, si la huelga continúa adelante -hasta el 31 de julio, dado que agosto es prácticamente un mes inhábil-, unos 5.000 aspirantes a obtener el permiso podrían quedarse sin examen este verano en la Región.

ASÍ LO VIVE EL SECTOR

Santiago López. Murcia: «Yo todos los veranos contrato a un profesor extra y este no he podido»

Inmaculada López. Murcia: «Muchos alumnos han dejado de dar clases porque no pueden examinarse»

Mario García. Archena: «Sé de dueños de autoescuelas que van a cerrar el negocio»

Alicia Zapata. Murcia: «Si antes dábamos 13 o 14 clases al día, ahora damos seis»

El presidente de Aramur, que encabezó la manifestación que partió desde la Jefatura Provincial de Tráfico, hizo hincapié, en sus declaraciones ante los periodistas, en el problema que esta situación está generando a sus alumnos. «Para acceder al mercado laboral es imprescindible obtener el permiso de conducir», subrayó, «para opositar, para la movilidad...». Insistió en que «nuestros alumnos pagan una tasa por un servicio que no se está prestando adecuadamente».

Lorca ahondó, asimismo, en los problemas que esta huelga está generando en el colectivo que él encabeza. «Nuestro sector se está viendo gravemente perjudicado porque nuestra capacidad de trabajo se está viendo reducida de forma importante», remarcó. «En esta época solemos contratar profesores, pero, no solamente no estamos pudiendo generar empleo, sino que estamos en algunos casos despidiendo. Algún que otro compañero se verá abocado al cierre de sus negocio».

En la Región, Tráfico realiza exámenes prácticos de circulación todos los días. Según explicó el presidente de Aramur, si a uno de estos centros le toca llevar a sus alumnos a examen un lunes, martes o miércoles las posibilidades de que acaben haciendo la prueba son más bien mínimas. Si le asignan, sin embargo, un jueves o viernes para examinar todo transcurre con normalidad. Además, Lorca subrayó que también se están realizando los exámenes teóricos y las pruebas en pista -aquellas dirigidas a obtener el permiso para ciclomotores, motocicletas y vehículos pesados-.

El presidente de Aramur quiso, asimismo, «romper una lanza a favor de la de la jefatura provincial de Tráfico, que está haciendo todo lo que puede para minimizar los perjuicios de la huelga de examinadores». El colectivo, además, dijo comprender y compartir las reivindicaciones de los examinadores y cifró en cinco los profesionales necesarios para ampliar esta plantilla en la comunidad. «Nosotros entendemos sus reivindicaciones y están en su derecho», subrayó, «pero no podemos apoyar ninguna acción que genere un grave perjuicio a nuestros alumnos y nuestras autoescuelas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos