Hispania Nostra: «La presión social puede determinar una respuesta más ágil»

M. R. MARTÍNEZMurcia

Mantener en buen estado un patrimonio «tan inmenso, por cantidad y calidad, como el español», según Hispania Nostra, puede llegar a convertirse en un quebradero de cabeza para los políticos y en un pozo sin fondo para las arcas públicas. «No podemos pretender que con los recursos disponibles, que no son pocos pero sí limitados, se resuelvan todos los problemas», indica Víctor Antona, del comité científico de dicha asociación. Este experto defiende que «debemos exigir a los responsables de cuidar nuestro patrimonio histórico la necesaria sensatez y sangre fría para tomar las decisiones que más convengan en cada momento para el bien de todos». No obstante, añade, «no es menos cierto que la presión social puede determinar una respuesta más ágil de la Administración ante un problema concreto. De hecho, cada vez es más frecuente ver que la ciudadanía se organiza para impulsar determinadas acciones».

Respecto a la falta de recursos para hacer frente a esta preocupación ciudadana, Antona considera que «siempre resultan insuficientes. Pero cualquier gestor digno de ese nombre sabe que su trabajo consiste, precisamente, en obtener los mejores resultados posibles con los medios de que dispone y, aunque siempre todo es mejorable, la plantilla de profesionales con que cuentan las distintas administraciones es digna de elogio, tanto por su dedicación y entrega como por su nivel técnico».

Fotos

Vídeos