Hará trabajos sociales por morder a su mujer en un pómulo cuando iba ebrio

EFEMURCIA

Mordió a su mujer en el pómulo bajo los efectos de bebidas alcohólicas. Así lo recoge una sentencia de la Audiencia Provincial que confirma un fallo de un Juzgado de lo Penal que, en marzo pasado, condenó a un hombre a sesenta días de trabajos en beneficio de la comunidad por morder en la cara a su mujer al llegar al hogar con sus facultades ligeramente afectadas por el consumo de alcohol.

La sentencia incluyó también una orden de alejamiento de la mujer, de 300 metros, por un periodo de tres meses. La agresión se produjo en el domicilio del matrimonio, en Caravaca de la Cruz, el 17 de febrero de este año. En el transcurso de una discusión con su esposa, el acusado «le mordió en el pómulo izquierdo, propinándole, además, golpes en el rostro, causándole lesiones que sanaron a los siete días y de las que le ha quedado, como secuela, una cicatriz de la herida». El fallo no recogía indemnización alguna para la perjudicada porque la misma había renunciado a ello. En su apelación ante la Audiencia Provincial, el denunciado negó los hechos y añadió que, a lo sumo, todo habría consistido en una agresión mutua, de la que su esposa salía impune.

Además, expuso que la agresión no estaba suficientemente probada, al añadir que el testimonio de una vecina, que aseguró haber oído gritos, no es suficiente para acreditar lo sucedido. Al desestimar el recurso, la Sala expone que el acusado se acogió a su derecho a no declarar ni ante la Policía, ni en el Juzgado ni, posteriormente, en el juicio.

Y concluye que así, no se ha podido conocer una explicación u otra versión sobre el origen de las lesiones que presentaba su esposa.

Fotos

Vídeos