Un argelino llegado en una patera a la Región se quita la vida en Archidona

Vista del Centro Penitenciario Málaga II ubicado en Archidona./Efe
Vista del Centro Penitenciario Málaga II ubicado en Archidona. / Efe

El suceso provoca una oleada de críticas al Ministerio del Interior desde la oposición y entidades humanitarias

EFE

Uno de los inmigrantes que se encuentran internos en la futura prisión de Archidona, que realiza labores de Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE), ha sido hallado sin vida esta mañana, según ha informado el diario Sur. Al parecer, se ha ahorcado, según han confirmado las fuentes consultadas por este periódico. Se trataría de un ciudadano argelino, de 36 años.

La persona fallecida, llegada a las costas de Cartagena en patera durante la oleada del pasado mes de noviembre, fue trasladada a las referidas instalaciones después de que un juzgado de Lorca dictara un auto en el que autorizaba su internamiento hasta el próximo 18 de enero, fecha en que habría vencido el plazo máximo que un extranjero puede ser retenido en un CIE para ejecutar su expulsión.

Las fuentes han explicado que el hallazgo del cuerpo se ha producido esta mañana. Sobre las nueve, cuando se ha ido a buscar al interno para el desayuno, se le ha encontrado ahorcado en la celda en la que se encontraba.

En ese momento, se ha activado a la comitiva judicial, que se ha desplazado hasta las instalaciones. Así, se llevará a cabo el levantamiento del cuerpo, al que se le practicará la autopsia en el Instituto de Medicina Legal de Málaga.

Desde finales del pasado mes de noviembre, el futuro centro penitenciario de Archidona se encuentra realizando labores de CIE. Hasta allí fueron trasladados medio millar de inmigrantes irregulares llegados en patera a las costas levantinas en un fin de semana, ante el colapso en los CIE, en los que no había más plazas.

Desde entonces, esta medida de Interior ha estado en el ojo del huracán. Ha sido defendida por su ministro, Juan Ignacio Zoido, quien aseguró que se cumple la legalidad, ya que tenía respaldo judicial. Sin embargo, numerosos colectivos sociales y partidos políticos la han criticado y denunciado.

La tensión en el centro ha ido incrementándose con el paso del tiempo. Sobre todo en las últimas semanas, cuando han comenzado las devoluciones de los inmigrantes a su país. Desde entonces los motines y altercados se han repetido varias veces en el interior de las instalaciones.

Reacciones

Las reacciones ante el fatal suceso no se han dejado esperar, ya que son numerosas las asociaciones, colectivos y organizaciones que están siguiendo de cerca los movimientos en la prisión. Así, el presidente de la Plataforma de Solidaridad con los Inmigrantes, Luis Pernía, ha calificado el hecho de "previsible", ya que no es el primer suicidio que se produce en un CIE en suelo malagueño. "Esto ya ocurrió en el CIE de Capuchinos, estos centros son lugares para el sufrimiento, no para el avance ni el futuro de las personas". Apoyado en sus más de 20 de experiencia, Pernía ha explicado que los inmigrantes internados en los CIE tienen mucha presión porque saben que van a ser devueltos a su país de origen, donde además de la pobreza que les llevó a salir, les espera una deuda con las mafias que les ayudaron a cruzar el Mediterráneo.

Desde Acaip, el sindicato mayoritario de prisiones, también ha habido reacciones. José Luis Pascual, el presidente, ha sido tajante: “Avisamos y denunciamos en su momento que las cárceles no son el sitio de los inmigrantes, existe una grave irregularidad en todo lo que ha acontecido. Esperamos y deseamos que los grupos garlamentarios y las ONG demanden responsabilidades políticas a quienes han tomado esta decisión”. Igualmente se ha referido a la petición del juzgado de Vera (Almería) al Ministerio, que requirió que se aclarase si el centro es una cárcel o un CIE y que no ha sido contestada. “¿Acaso el ministerio no sabe dónde se ha suicidado esta persona?”. A su vez ha defendido que “las cárceles están diseñadas para los profesionales”, y que las cosas “nunca debieron hacerse así”.

Arantxa Triguero, presidenta de Málaga Acoge, ha asegurado que todo el tejido social que rodea este caso está "impactado". "Es la reproducción de lo que pasa en cualquier CIE. Ha asegurado que el Defensor del Pueblo ya ha sido avisado y que van a solicitar que los testigos se queden en suelo español. El portavoz de la plataforma contra el CIE de Archidona, Daniel Machuca, ha apuntado que algunos internos habían avisado de intentos de autolesionarse. No descartan concentraciones en las próximas horas a las puertas de la cárcel.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos